El ex Molino Centenario será la futura terminal de larga distancia de la ciudad

El Gobierno provincial avanzará en un proyecto para construir una nueva terminal de ómnibus en el edificio del ex Molino Centenario, actualmente en poder del fideicomiso Cobrex.
El inmueble actuará como soporte exclusivamente para colectivos de larga distancia, mientras que la actual terminal se reservará para unidades que cubran destinos de corta y media distancia.
“El proyecto apunta a refuncionalizar el edificio y realizar las obras de infraestructura necesarias para crear una nueva terminal, complementaria de la ya existente aunque sólo reservada a colectivos de larga distancia”, reveló a Comercio y Justicia una fuente al tanto de la iniciativa.
En rigor, la idea, que ya fuera informada por este medio, se mantenía como proyecto en potencia desde hace un tiempo aunque nunca se oficializó.
En un principio, la intención era más amplia; ahora se circunscribió a las unidades de larga distancia y, a diferencia de entonces, el proyecto “está avanzado y con decisión política para llevarlo adelante”, completó el informante.

La intención de la Provincia, que trabaja en el tema desde hace un tiempo atrás con autoridades de la Municipalidad de Córdoba, es no sólo ocupar el inmueble cedido oportunamente por José Minetti como parte de pago por deudas con el ex Banco Social, sino también usufructuar los terrenos lindantes en dirección sureste que limitan con la Bajada Pucará y el Colegio Gabriel Taborín.
No trascendió, sin embargo, qué tipo de emprendimiento se realizará en la zona aunque sí se conoce que están avanzadas las gestiones ante el Organismo Nacional de Administración de Bienes del Estado (Onabe).
Por lo pronto, la Provincia y el municipio ya encararon tareas de control del flujo vehicular en la zona para conocer el impacto del futuro emprendimiento que apuntará a descongestionar la prácticamente colapsada Terminal de Ómnibus actual.
“Se está trabajando sobre flujos de tránsito, hay estudios al respecto”, se limitaron a señalar fuentes con despacho en el Palacio 6 de Julio, aunque admitieron el interés de la Provincia por utilizar el predio del ex Molino para la futura terminal complementaria.

La idea de construir una nueva terminal estaba incluso en los planes del intendente Daniel Giacomino, quien incluso hasta pensó en edificar dos estaciones, una en circunvalación sur y otra en la norte, para evitar la llegada de ese tipo de tránsito pesado al centro de la ciudad.
El edificio del ex Molino Centenario está inscripto en el fideicomiso Cobrex, empresa adjudicataria del recupero de créditos en mora de la Unidad Residual del Banco de Córdoba y de Córdoba Bursátil.
La compañía intentó ofertarlo a comienzos de 2007 por un valor de 12,5 millones de pesos aunque tiempo después retiró la oferta. Es que el edificio fue catalogado por el municipio como uno de los inmuebles de valor arquitectónico de la ciudad y por lo tanto incluido en el listado de bienes protegidos.
De todas formas, fuentes consultadas aseguraron que la protección se refiere a la fachada. “Es similar al caso del Patio Olmos”, señalaron. No obstante, el tema sobre el tipo de superficie a proteger aún no está cerrado.
Por lo demás, el predio donde se ubica el edificio tiene una superficie de 14.499 metros. En tanto, el inmueble que se encuentra en estado de abandono desde hace años cuenta con una superficie cubierta de 15.914 metros.

Comente e

Artículos destacados