El Ersep multó a Aguas con $3,1 millones por incumplir el contrato

La sanción se produjo tras detectar turbiedad y sabor no compatibles con los párametros exigibles, además de falta de presión y problemas en la prestación del servicio. La empresa apelaría la decisión.

El Ente Regulador de los Servicios Públicos (Ersep) resolvió sancionar a la empresa Aguas Cordobesas con 3,16 millones de pesos “por incumplimientos del contrato de concesión vigente”, por inconvenientes en la prestación del servicio en diciembre del año pasado.

Concretamente, de acuerdo con la resolución emanada del ente de control -por intermedio de la Subgerencia de Infracciones y Sanciones-, la sanción fue producto de tres hechos específicos. En primer término, se impuso una multa de 436.320 pesos “por incumplimiento en los parámetros organolépticos y físico químicos olor, sabor y turbiedad”.

En segundo lugar, con 327.240 pesos, “por incumplimiento de los valores de presión mínimos que debe garantizar el prestador conforme lo establecido en el contrato de concesión”.

Finalmente, el Ersep interpuso una multa de 2.399.760 pesos “por incumplimiento respecto a la continuidad del servicio”.

Según se informó, en la misma resolución se encomendó a la Gerencia de Agua y Saneamiento del ente regulador “las acciones conducentes a los fines que la empresa Aguas Cordobesa SA proceda a la efectivización de las multas dispuestas”.

En tanto, la compañía recurriría las sanciones, procedimiento que ya adoptó en ocasiones anteriores.

El proceso sancionatorio obedece a problemas en el servicio en diciembre de 2013, coincidentes con un período de altas temperaturas en la ciudad de Córdoba, zona servida por la prestataria.

Por entonces, el vocal del Frente Cívico en el Ersep, Juan Pablo Quinteros, denunció la situación que derivó luego en un estudio elaborado por el Centro de Investigación y Transferencia en Ingeniería Química Ambiental de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) sobre el insumo proveniente de la Planta Potabilizadora Suquía.

El informe indicó que si bien el agua era potable, no cumplía con la condición de salubridad en cuanto a color, sabor y olor.

 

Artículos destacados