El empleo industrial cayó 2,7% en junio y ya lleva más de cuatro años de contracción

Así lo indicó un nuevo informe elaborado por el Centro de Estudios de la Unión Industrial Argentina (UIA)

El empleo industrial cayó en junio 2,7% interanual y marcó un escenario de 53 meses consecutivos de contracción, al tiempo que se registró un incremento marginal de 0,25% respecto a mayo, según un informe elaborado por el Centro de Estudios de la Unión Industrial Argentina (CEU).

A modo de contexto, el relevamiento precisó que en el sexto mes del año el total de asalariados registrados disminuyó 4,8%, con una pérdida de 289,6 mil puestos frente a igual mes de 2019.

En la industria, la caída interanual en junio fue de 2,7%, con 30.195 puestos perdidos; mientras que en otros sectores como la construcción o en hoteles y restaurantes marcó un retroceso de 27,7% y 10,9%, respectivamente.

A pesar de las fuertes caídas interanuales del empleo en general, algunas contracciones comenzaron a desacelerarse en términos mensuales y, en algunos casos, a revertirse en el margen.

Así, el empleo asalariado registrado en general disminuyó su caída mensual a -0,1% (-5.646 puestos), mientras que en la industria aumentó 0,2% (+1.748 puestos), mejoras que se registraron en un contexto de leves recortes en la caída de la actividad de la industria en el marco de la pandemia.

 

Suspensiones y licencias

El CEU analizó que en junio las suspensiones volvieron a ser la principal forma de manejar la dotación de personal en un contexto de regulaciones en el mercado de trabajo.

El porcentaje de empresas que aplicó suspensiones en junio rompió su récord del mes anterior al llegar al 19,4%, y así 8,4% de los trabajadores fue suspendido durante el mismo mes.

En tanto, en sectores donde la actividad empezó a adecuarse a la nueva normalidad, la persistencia de personal dispensado de asistir al lugar de trabajo (14% de los trabajadores de las empresas) motivó contrataciones de personal temporario para compensar las bajas, con su impacto en costos.

Estos mayores costos, entre los que también se encuentran los vinculados al traslado de personal, testeos, readecuación a los protocolos, entre otros, junto con la situación económica general están repercutiendo en la sostenibilidad de las empresas y en la menor cantidad de éstas presentando declaraciones juradas (DDJJ) de empleo en el SIPA.

En ese orden, junio mostró una caída en la cantidad de empresas declarantes del orden del -3,6% ia (-19.739 puestos), mientras que en el caso de la industria la variación fue levemente superior al mes pasado con un -3,8% (-1.999 puestos) en comparación a junio 2019.

 

Coyuntura

Mientras, el sector industrial observa en general una leve recuperación producto de la flexibilización de las actividades en gran parte del país. 

“En julio, se registraron incrementos en la producción industrial en relación a julio del año pasado. Maquinaria agropecuaria, Vino, Molienda de cereales y Productos de arcilla y cerámica no refractaria fueron los subsectores que más incrementaron su producción con relación a mismo período del año pasado, con 15,4%, 15,8%, 17,5% y 29,8% respectivamente”, explicó un nuevo informe del Módulo de Políticas Económicas del Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda.

“A su vez, Carrocerías, remolques y semirremolques expandió su producción en 2,9%, por su parte, Productos farmacéuticos lo hizo en 3,5%. Asimismo, Productos lácteos registró un aumento interanual de 3,7%. Por último, Agroquímicos tuvo una suba de 11,3%, similar performance experimentó Detergentes, jabones y productos personales con 11,7%, al igual que Pinturas con un 12,7%”, precisó el análisis de la casa de altos estudios para dar cuenta de un escenario más positivo que el de los primeros meses de la cuarentena.

En este sentido, según el documento que fue difundido este lunes, la venta de autos fue el sector que más traccionó la recuperación de la industria. 

“Los datos de creciente producción a partir de mayo son alentadores con la incipiente recuperación, tal es así que en agosto se volvió a producir a niveles similares a 2019”, se explicó

En este sentido, también se espera pronto la incidencia que tendrá el plan de créditos blandos para la adquisición de motocicletas que anunció el Ministerio de Desarrollo Productivo. 

Además, según los especialistas,”de la mano de la obra pública se observan resultados muy positivos en la construcción, especialmente en su dimensión federal: en la mitad de las provincias la demanda de cemento ya es mayor que en el mismo periodo de 2019”.

Sé el primero en comentar en "El empleo industrial cayó 2,7% en junio y ya lleva más de cuatro años de contracción"

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Artículos destacados