El Congreso de EEUU avalaría hoy el plan anticrisis por US$700 mil millones

Los líderes del Congreso estadounidense y del gobierno del presidente George W. Bush llegaron a un principio de acuerdo tras una semana de negociaciones para un histórico plan de rescate financiero del sistema bancario que sería votado hoy.
“Creo que es un buen resultado”, declaró en conferencia de prensa el principal negociador del partido republicano, Judd Gregg, sobre el plan de 700 mil millones de dólares para intentar reflotar a los bancos del país. “Espero que la Cámara de Representantes pueda votar mañana (por hoy) y que el Senado (también) vote mañana (por hoy)”, añadió el senador.
Si el texto es presentado durante esta jornada a la Cámara, las autoridades y el Congreso estadounidenses habrán conseguido forjar, en una semana, una intervención masiva del Estado en el sector privado sin precedentes en la historia de Estados Unidos, cuando faltan seis semanas para la elección presidencial.

El candidato demócrata, Barack Obama, fue uno de los que dio ayer su apoyo al acuerdo para un rescate financiero. “No es una causa de celebración pedir a los contribuyentes que tomen este paso extraordinario por la irresponsabilidad de unos pocos, pero este paso es necesario”, sostuvo.
El gobierno ya aceptó varias modificaciones al proyecto que habilitará hasta US$700 mil millones al Tesoro y a la Reserva Federal, pero ahora con un estricto control parlamentario y en partidas graduales que empezarían con una inyección inmediata de US$250 mil millones.

El gobierno habría dado el visto bueno a la exigencia de que el Parlamento realice supervisiones y controle el otorgamiento del paquete. Tampoco existen más objeciones en relación con los topes máximos impuestos para los sueldos percibidos por altos gerentes que trabajan en compañías que serán respaldadas mediante el plan.
La crisis financiera se cobró varios bancos (Bear Stearns y Lehman; los hipotecarios Freddie Mac, Fannie Mae y la aseguradora AIG fueron estatizados; Merrill Lynch fue vendido a Bank of America, etc.) y hay otros bancos en problemas como Morgan Stanely y Wachovia.

Artículos destacados