El conflicto del campo restó $600 millones a la Provincia en 2008

Durante su visita a la Legislatura, el ministro de Finanzas, Angel Mario Elettore, precisó ayer que el conflicto agropecuario acaecido en 2008 tuvo un gran impacto en las arcas de la Provincia al punto de resignar ingresos por $600 millones. Además estimó que, a través del Fondo Federal Solidario, Córdoba recibirá entre 480 y 570 millones de pesos.
El titular de Finanzas visitó la Unicameral junto a los ministros de Agricultura, Carlos Gutiérrez, y de Industria, Roberto Avalle; ellos defendieron las iniciativas del Ejecutivo: la adhesión al Fondo creado por el Gobierno nacional con el 30% de las retenciones a la soja; la eximición de la quinta cuota del Impuesto Inmobiliario Rural; el incremento presupuestario de $50 millones para los consorcios camineros y el reintegro del 10% a los productores que adquieran maquinaria agrícola local.

Todos estos proyectos serán presentados hoy sobre tablas por el oficialismo en la sesión de la Legislatura y, de no mediar imponderables, serán aprobadas durante la jornada.
Con respecto a la adhesión al Fondo Federal Solidario, el ministro Elettore confirmó que ya comenzaron a percibir “el goteo” resultante de la liquidación de la oleaginosa.
“En dos días, significaron $1,7 millones”, indicó el funcionario al tiempo que estimó que se obtendrían entre 480 y 570 millones al año. De esta manera, la Provincia recibiría entre 334 y 400 millones adicionales (el 70%), y los municipios entre 146 y 170 millones (el 30%).
Los ministros indicaron también que la Provincia no podrá asignar esos fondos a gastos corrientes o a diferentes a los establecidos por la Nación (infraestructura sanitaria, educativa, hospitalaria, de vivienda o vial en ámbitos urbanos o rurales). Por su parte, los municipios deberán presentar proyectos acordes con esos lineamientos. Las obras serán controladas por la Sindicatura General nacional, so pena de cortar los fondos en caso de incumplimiento.

Con respecto a los reintegros por la compra de maquinaria agrícola, Avalle indicó que las fábricas favorecidas que estén recibiendo subsidios, serán evaluadas para mantener el beneficio. “No se justifica que haya trabajadores suspendidos cuando las plantas han mejorado su volumen de trabajo”, especificó.

Artículos destacados