El comercio local le teme al impacto de la inflación y las subas tributarias

Los comerciantes cordobeses acuerdan en que durante la segunda mitad del año pasado repuntó el consumo y en que esa tendencia augura mayores ventas para 2010. Sin embargo, sus dudas están centradas en la intensidad que puede tener ese aumento en la actividad -los más pesimistas prevén una suba interanual de cuatro por ciento, mientras que otros anticipan una de 15%- y en el impacto de la inflación y de las alzas tributarias en el poder adquisitivo de los clientes.

La recuperación de la actividad económica en casi todos los sectores, el freno en la destrucción de puestos de trabajo, la mejoría en la confianza de los consumidores y el recambio en el Congreso nacional -que “despejó incógnitas políticas y económicas”, según los empresarios- mejoraron las perspectivas de venta en 2010 entre los comerciantes cordobeses.

Las diferencias de opiniones se dan por la intensidad estimada para ese incremento en las operaciones. Según Mario Campise, de la Cámara de Comercio de Córdoba (CCC), el crecimiento del sector este año se ubicará entre el dos y el cuatro por ciento. “Cambió la confianza de los consumidores y en ello tuvo mucho que ver el recambio de diputados y senadores en el Congreso nacional, porque había una gran desconfianza política”, opinó.

Rubén Martos, de la Federación Comercial de Córdoba (Fedecom), fue más optimista; calculó que si las operaciones se mantienen en los niveles de diciembre de 2009, es posible esperar subas en el volumen de ventas de entre 10% y 15%. “Se despejaron las incógnitas políticas y económicas de 2009 y la gente está más confiada en la recuperación.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

Además, este año podría haber una impasse en el conflicto entre el Gobierno y el campo, lo que mejoraría las ventas”, explicó el empresario. Consideró, asimismo, que “el aumento impactará de forma pareja en todos los sectores, pero para ello será importante que no haya intervención oficial sobre los mercados”.

Por su parte Benjamín Blanch, presidente de la cadena de supermercados “Buenos Días” e integrante de la cámara que agrupa los empresarios del sector, calculó que la suba en el volumen de operaciones en 2010 podría ir de cuatro a cinco por ciento respecto del año pasado. “Si bien soy optimista, por ahora no tengo razones para proyectar un crecimiento mayor”, comentó.

Por último, Miguel Hames, titular de la Cámara de la Industria del Calzado de Córdoba, aventuró que la demanda interna se recuperará este año en torno a siete por ciento, aunque también sostuvo que “la rentabilidad va a ser baja debido al movimiento de los costos fijos, que vienen en aumento”.

Sintonía

Las subas estimadas por los comerciantes cordobeses estuvieron en sintonía con las calculadas por varias consultoras privadas. En su última visita a Córdoba, durante un encuentro organizado por las CCC, el consultor Orlando Ferreres consideró que la capacidad de gasto de las familias en el país -vía salarios, jubilaciones, subsidios y créditos al consumo- crecerá 18% este año con respecto a 2009 y se ubicará en torno a 562.000 millones de pesos. De esta manera, aun con una inflación en alza, existirá un margen para expandir el consumo interno y la actividad comercial.

Según el economista, el comercio crecerá tres por ciento este año, cerca de la industria -para la que prevé una suba de cuatro por ciento- y de 5,3% para la construcción.

Artículos destacados