El campo sigue su protesta después de Semana Santa

La fuerte medida de fuerza del campo se suspende hasta la semana que viene. La patronal del campo no quiere impactar negativamente sobre el concepto de la gente que se moviliza a causa de las “pequeñas vacaciones” de Semana Santa. Ayer, los productores volvieron a interrumpir las rutas de todo el país, en la séptima jornada de paro, y adelantaron que durante Semana Santa harán “guardias” en las rutas, aunque aconsejan “dejar pasar a los turistas”. “Miles de productores se movilizan en repudio a las medidas”, destacó la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap).
Según los datos que maneja la entidad, en estas dos provincias se registraron “más de 40 concentraciones y movilizaciones” durante esta sexta jornada de protesta.
Desde el Gobierno nacional se mostró una posición dura: el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, acusó al campo de usar el posible desabastecimiento de carne como “elemento extorsivo”, y recordó que ese producto “no está afectado por las retenciones”, refiriéndose al producto que faltaría en los próximos días, teniendo en cuenta que ayer no entró ganado al Mercado de Liniers.
Alberto Fernández agregó: “Ellos (por los productores agropecuarios) se sienten con derecho a quedarse con una enorme utilidad que todos los argentinos les facilitamos”. Como contrapartida, aseguró que el Gobierno busca crear “un programa para que los argentinos tengamos carne a precios razonables y que el mundo pueda disfrutar las carnes argentinas”.
Por su parte, el titular de la Federación Agraria Argentina, Eduardo Buzzi, quien a la vez sostuvo que el Gobierno “debe abandonar la soberbia y empezar a discutir en serio una política agropecuaria que favorezca, sobre todo, a los pequeños y medianos productores”.
Buzzi explicó que esta medida de fuerza se concentró en “jornadas de resistencia del interior a las agresiones que vienen desde la Casa Rosada”. “Es el interior en su conjunto el que enfrenta a esta lógica del Gobierno, que no lo tiene en cuenta (produciendo) agresiones que no tienen otro destino que el de seguir consolidando un poder centralizado”, afirmó el titular de Federación Agraria.
En tanto, la Unicameral cordobesa aprobó por mayoría un dictamen, proyecto del oficialismo, que “insta al campo a retomar el camino del diálogo con el Gobierno nacional”. Desde la oposición se pedía que el Gobierno provincial fijara su postura ante las retenciones.

Artículos destacados