El bife uruguayo desplaza al argentino

El bife argentino está siendo reemplazado cada vez más por la carne uruguaya en las góndolas de los mercados del mundo. El mes pasado, el país vecino exportó un 30% más que la Argentina, que actualmente padece las consecuencias de un «cerrojo» que busca forzar una caída de precios en el mercado interno.

Por disposición oficial, únicamente se están autorizando los cortes premium, que salen bajo el régimen de la cuota Hilton, un cupo que permite el envío de carne vacuna al mercado europeo sin aranceles.

Según los empresarios del sector, este compromiso no se respeta en cien por ciento, y quedarían en el camino unas 8.000 toneladas sin poder colocarse, que equivalen a negocios perdidos por más de US$100 millones.

Según datos de la Cámara de Industria del Comercio de la Carne (Ciccra), actualmente hay cerca de 40 frigoríficos que casi no están operando o directamente bajaron las persianas por el momento. Mientras tanto, gran parte de la industria está trabajando muy por debajo de su capacidad instalada.

Esto generó que haya, de acuerdo con la cámara, más de 10.000 empleados afectados. Éstos fueron suspendidos o se les adelantaron las vacaciones. El ocaso del bife argentino comenzó años atrás cuando, en el marco de la anterior administración, se expandieron los controles de precios para evitar una aceleración de la inflación. Si bien la restricción afectó a varios rubros, la atención se fijó de forma especial en la carne.

Artículos destacados