Duplicaron la confianza pese a perder rentabilidad

El optimismo entre los empresarios del sector creció 90,4% con respecto al segundo cuatrimestre del año pasado, al mismo tiempo que 60% de los encuestados aseguró que su empresa genera menos ganancias que en 2009.

La confianza de los empresarios metalúrgicos cordobeses casi se duplicó en el segundo cuatrimestre del año con respecto a igual período del año anterior, al incrementarse 90,4%, mientras que respecto a los primeros cuatro meses de 2010 registró una mejora de 19,1%, según el Observatorio de la Actividad que realiza la consultora MKT a pedido de la Cámara de Industriales Metalúrgicos y de Componentes de Córdoba (CIMCC).

Sin embargo y pese a que este optimismo viene ocurriendo desde principios de 2009, casi 60% de los industriales metalúrgicos asegura que el nivel de rentabilidad de su empresa es menor al compararlo con el que registraban un año atrás. “El nivel de confianza creció porque la economía está mucho mejor”, indicó el titular de la cámara, Emilio Echegorry. “Además, a la hora de hacer referencia a las sensaciones, a las expectativas, el año pasado las metalúrgicas cordobesas no facturábamos nada y ahora sí, lo que nos da idea de estar mucho mejor. Pasa que a la hora de hablar de rentabilidad, de ganacias, los costos y los sobrecostos crecieron mucho”, aseguró.

En ese sentido, el Observatorio de la Actividad, según las respuestas de los empresarios consultados por MKT, la confianza empresarial mejoró debido a que fue traccionada más por la percepción de mejora en la situación macroeconómica, tanto nacional como provincial, que por lo referido a la situación sectorial.
De hecho, el subíndice de situación macroeconómica se incrementó 30% en el cuatrimestre y 116,1% en el último año, mientras que el subíndice de situación sectorial se incrementó 9,4% en el cuatrimestre y 69% en el último año.

También hay que destacar que en todos los componentes, la confianza aumentó más en los ítems relacionados con la situación actual (nacional, provincial y sectorial) que en los vinculados con las expectativas a futuro. Es decir, mejoró más la percepción de cómo está la economía ahora comparada con un año atrás, que las expectativas de cómo estará a futuro, durante el próximo año.

Por su parte, 59,1% de las metalúrgicas locales consideró que la rentabilidad de su empresa es menor que la de un año atrás, mientras que sólo 13,6% reconoció que es mayor.

Mientras, al hacer referencia a las expectativas para el cierre de este año, 47% cree que la rentabilidad será menor, 21,2% mayor y 28,8% que será igual a la de 2009.

En el mismo sentido y al analizar la evolución de las expectativas respecto a la rentabilidad se puede decir que en diciembre de 2009, 21,7% de los metalúrgicos cordobeses creía que las ganancias iban a ser menores este año, mientras que en mayo ese porcentaje creció hasta alcanzar 47,5% de los empresarios, y a septiembre, la cantidad de pesimistas cayó levemente -hasta 47%-.

Nivel de producción y empleo
En el segundo cuatrimestre del año, 45,5% de las metalúrgicas cordobesas aseguró que el nivel de producción actual de sus empresas es mayor que la de un año atrás, mientras que 59,1% espera que el año termine con un mayor incremento.

Respecto al nivel de empleo, 48,5% de los empresarios aseguró que en la actualidad mantiene la misma cantidad de empleados y 31,8% que aumentó, mientras que 34,8% espera que para finales de año la cantidad de asalariados se incremente y 43,9% que se mantenga.

Perspectivas
La  economía crecerá este año 6,7%, como mínimo

Según las estimaciones realizadas por la consultora MKT para el Observatorio Metalúrgico, el año cerrará con “muy buenos números de crecimiento económico”. Dado el nivel de actividad alcanzado durante el mes de agosto, el crecimiento de toda la economía se ubicará a fin de añó entre 6,7% y 7,2%, y el crecimiento de la industria entre 7,4% y 7,9%. “En ambos casos, el piso de crecimiento se daría si se mantienen los niveles de actividad y producción actuales, y el techo de crecimiento si la actividad continúa creciendo al ritmo observado desde el inicio de la recuperación económica, a mediados del año pasado”, aclaró Gastón Utrera.

“A pesar del pronóstico de muchos economistas, la industria no corre riesgo a corto plazo de enfrentar cuellos de botella que frenen la producción. El actual nivel de capacidad ociosa permite un 7,5% de crecimiento industrial adicional sin inversiones”, es decir, todo un año de crecimiento por delante considerando el ritmo de crecimiento de la actividad. Para 2011 se prevé un piso de 2,5% de crecimiento “sólo dado por el arrasrte estadístico de este año” y sin que la industria crezca “absolutamente nada”. “En caso de que la actividad muestre el año que viene algún signo de crecimiento, se sumará a ese piso de 2,5”, explicó el titular de la consultora.

Artículos destacados