Dividida, la Unicameral instó a avalar una baja en las retenciones

La Legislatura provincial aprobó ayer un proyecto de declaración por el que se instruye a los representantes por Córdoba en el Congreso nacional a que avancen en una iniciativa que, entre otros puntos, incluya una baja en las retenciones al campo.
El texto también hace extensiva la estrategia a los legisladores nacionales en representación de la Región Centro, esto es Santa Fe y Entre Ríos.
El proyecto anticipado ayer por este medio, fue aprobado por Unión por Córdoba (UPC) y sus aliados. No obstante, la novedad fue el apoyo brindado por el Frente Cívico que, a excepción de la legisladora Nadia Fernández, volvió sobre sus pasos y resolvió impulsar la iniciativa.

Diferente fue el caso del resto de las fuerzas políticas. El radicalismo insistió con un proyecto propio, ya presentado oportunamente, que buscaba retrotraer la situación al 11 de marzo, esto es previo a la resolución 125 de retenciones móviles.
Por su parte, el kirchnerismo enrolado en su nuevo espacio Concertación Plural (Silvia Rivero y Enrique Asbert) votaron en contra. También rechazó el texto José Maiocco del vecinalismo y Liliana Olivero de Izquierda Socialista.

El proyecto aprobado incluye cuatro puntos: trato preferencial al tema; baja en las retenciones (sin hablar de porcentajes), que la ley a sancionar establezca alícuotas que no desalienten la producción y que preserven la rentabilidad para los pequeños y medianos productores (…) y, finalmente, que “el destino de esos ingresos sirvan para mejorar la situación de los que menos tienen, para mejorar la infraestructura del país y ejecutar políticas integrales que consoliden el sector agroalimentario, garantizando las economías regionales y promoviendo políticas activas tendientes a incrementar la producción”.

Por lo demás, la Legislatura también fue ayer escenario de discusiones sobre si el proyecto de ratificación de retenciones móviles al Congreso podría ser o no modificado. En ese marco, numerosos constitucionalistas, entre ellos Félix Loñ, se manifestaron por el pleno derecho del Congreso a modificar el texto e introducir los cambios que crea necesario. Echaron así por tierra la posición esgrimida ayer por el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, quien había señalado que el proyecto sólo podía votarse a favor o rechazarse.

Artículos destacados