Diputados no suspenderá la Resolución 125

El debate por las retenciones en el Congreso nacional avanza con fuerte presencia de los productores agropecuarios en las comisiones de Agricultura y de Presupuesto de la Cámara de Diputados.
En el debate se escuchó tanto a representantes de las cuatro entidades agropecuarias que encabezaron las medidaes de fuerza contra la Resolución 125, como el Frente Nacional Campesino (cercano a la postura del Gobierno), el Foro de Consumidores, el gremio rural (Uatre) y la CGT.
Por otra parte, la Comisión de Legislación General de la Cámara baja realizó una reunión donde introdujeron cinco proyectos para modificar la Ley de Arrendamientos y Aparcería; y la legislación sobre registros de depósitos y warrants. Allí estuvieron invitados dirigentes de la Sociedad Rural, Coninagro y la Federación Agraria.

También, los dirigentes de las cuatro principales entidades del campo se reunieron esta tarde con el jefe del bloque del kirchnerismo en Diputados, Agustín Rossi. Si bien se llevaron otra negativa a la propuesta de suspender la resolución que instaló las retenciones móviles, destacaron la "actitud de apertura" en el jefe de los legisladores oficialistas.
"La reunión no fue mala. Estamos hablando de un procedimiento, un marco legal para la lechería y la carne. El problema no es simplemente la soja, es prioritario, pero no lo único", sostuvo en la puerta de la carpa "verde" ruralista (que “compite” frente al Congreso con las carpas blancas levantadas por organizaciones K) el presidente de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi. Los ruralistas afirman que se va por buen camino, pues los legisladores están abriendo el debate.
Por otra parte, en un programa televisivo, el dirigente de FAA, Alfredo De Angeli, sostuvo que “para pacificar” el pueblo hay que derogar por 60 ó 90 días la Resolución 125.

Alianza industria – campo

Desde la UIA se impulsa una alianza industria-campo. Durante la "Segunda Jornada de Debate sobre Coyuntura Económica y Política industrial", Ignacio de Mendiguren remarcó que "la UIA viene estudiando este acuerdo (con el campo) desde hace cuatro años", pero siempre fue postergado "por cuestiones de coyuntura". Según De Mendiguren, luego de la crisis de 2002, Argentina demostró tener una "capacidad productiva fenomenal", pero ahora falta "dar un salto cualitativo": el campo y la industria deben unirse para constituirse en actores internacionales de peso.

Artículos destacados