Devaluación: la pobreza en el país subió a 27,3% al finalizar junio

Según las cifras oficiales, a diciembre de 2017 los argentinos que no alcanzaban a cubrir la Canasta Básica Total (CBT) representaban 25,7% de la población. La diferencia implica que más de 700 mil personas se convirtieron en pobres en los últimos seis meses

Por impacto del proceso de devaluación del peso que se viene registrando en el país desde el inicio de la fuerte crisis cambiaria en abril pasado, más de 700 mil personas descendieron a la pobreza en los últimos seis meses, según se desprende de los datos difundidos ayer por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) respecto a las condiciones de vida de los argentinos al finalizar el primer semestre de 2018. Mientras al término de diciembre el porcentaje era de 25,7%, en el período enero-junio de este año la cifra ascendió a 27,3% de la población total del territorio, la cual se puede estimar en un total de 44 millones, aunque la muestra oficial para la medición es de casi 28 millones.
Esta difícil situación que atraviesa el país -y que impide que casi tres de cada diez personas puedan alcanzar a cubrir la Canasta Básica Total (CBA)- fue reconocida ayer por el presidente de la Nación, Mauricio Macri, en un breve discurso que brindó a la población en el cual reconoció que los números reflejan “las turbulencias y las dificultades que estamos atravesando” y que la información brindada por el organismo estadístico nacional “no es una noticia fácil”. Aun así, el mandatario aseguró que la meta de su gobierno “va a ser siempre reducir la pobreza” y enfatizó en que las decisiones que está tomando su administración son “la única vía para que nosotros y nuestros hijos podamos vivir mejor”.

En detalle, este índice de pobreza que se alcanzó al término del mes de junio (27,3%) se ubica por debajo del 28,6% correspondiente al primer semestre del año pasado.
En tanto, la indigencia -entendida como las personas que no logran cubrir un mínimo de alimentación indispensable para la subsistencia- fue de 4,9%, incrementándose 0,1% en la comparación con el semestre inmediato anterior, aunque descendiendo en relación a los primeros seis meses de 2017 cuando el porcentaje fue de 6,2% .
Vale señalar que para junio de este año, cuando se cerró la medición del Indec sobre las condiciones de vida una pareja, con dos hijos de seis y ocho años, necesitó de $19.601 para comprar los bienes y servicios que integran la CBT. Mientras, la Canasta Básica Alimentaria (CBA) para el mismo grupo familiar tuvo un valor de $7.840,72

Interior
Los mayores índices de pobreza se detectaron en Santiago del Estero con 44,7%; Corrientes con 36,8%; Concordia 34,7%; el Gran Buenos Aires, 31,9%; y Jujuy, Gran Santa Fe y Gran Córdoba midieron 30,3%.
En el caso de Córdoba, en esta ocasión la medición mostró datos similares a los que estimó días pasados la Dirección de Estadísticas y Censos de la Provincia. Mientras, también en el ámbito provincial, para el Indec, la indigencia se ubicó en 5,5%, porcentaje levemente superior a la estimada por las autoridades estadísticas provinciales.
Se destaca que tanto en términos de pobreza como de indigencia, Córdoba registra porcentajes más elevados que el promedio nacional.
En tanto, los distritos con menor índice de pobreza son Ushuaia (10,4%), Ciudad Autónoma de Buenos Aires (11,2%), Comodoro Rivadavia (14,9%) y Gran San Luis (17,9%).

Ministros
En este contexto, la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, confirmó ayer que hacia fin de año el Gobierno implementará “un refuerzo” de los planes sociales para atenuar la crisis. La funcionaria, que ofreció una rueda de prensa tras la presentación del Presidente Mauricio Macri, aclaró que las familias que ya tienen la tarifa social de gas “la seguirán manteniendo”. Además, señaló: “Seguimos en diálogo con movimientos sociales y con otros sectores. Es un trabajo diario de estar abiertos” y aseguró: “Esto no nos corre de nuestro objetivo central, que es reducir la pobreza”.
Asimismo, se presentó para atender los requerimientos de la prensa el ministro de Producción, Dante Sica, quien indicó hoy que la prioridad de la administración nacional está en “el mantenimiento y el cuidado del empleo”. Sica aseguró que se está trabajando en “estabilizar” la crisis y las condiciones macroeconómicas. También apuntó que el Gobierno tiene el “compromiso de trabajar en potenciar el crecimiento y cambiar la estructura económica argentina que anteriormente ha mirado al mercado interno”, mientras que ahora “queremos una economía más competitiva y más integrada al mundo”.

JULIO
El alza de precios fue mayor que el incremento en salarios

Por otro lado, también en la jornada de ayer, el Indec difundió el Índice de Salarios correspondiente al mes de julio, ya ingresando en el segundo semestre de este año.
En este período, los sueldos de trabajadores registrados crecieron 2,6% con relación a junio, como consecuencia del incremento de 2,4% del sector privado registrado y un aumento de 2,9% del sector público. Mientras, el índice de salarios total verificó una suba intermensual de 2,6%, al incluir la evolución de los ingresos de los trabajadores informales. En todos los casos, estos incrementos se ubicaron por debajo de la variación intermensual del costo de vida, medida también por el organismo estadístico nacional ya que en el séptimo mes del año los precios crecieron 3,1% también intermensualmente.
Por otro lado, comparando los acumulados de ambas mediciones, en los siete primeros meses de este año la diferencia también fue significativa ya que los ingresos de los trabajadores crecieron 12,1%, mientras el valor de los distintos bienes y servicios percibió un alza de 19,3%

 

Artículos destacados