Despidos y suspensiones en el sector privado llegaron a 53.393 en 2018

Lo indicó un nuevo informe del Centro de Economía Política Argentina. Sólo en los dos últimos meses del año pasado, 9.727 personas vieron afectado su trabajo

Un nuevo informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA) indicó que durante el año pasado se perdió o se suspendió un total de 69.696 empleos, correspondiendo 16.303 casos al sector público y 53.393 al privado. Según estos datos, en promedio, se registraron 5.800 despidos y suspensiones mensuales durante todo 2018.
Por otro lado, sólo en el bimestre noviembre-diciembre, 9.727 personas perdieron o sufrieron recortes en su trabajo, siendo esta cifra más del doble que en el mismo período del año anterior, cuando sumaron 4.758 casos. Según el CEPA, los despidos y las suspensiones fueron motorizados principalmente por los sectores industrial y de servicios: 83% de los casos.

“Si se consideran los datos de 2017, los despidos y suspensiones en 2018 superan en 33.162 casos los del año anterior. Esto representa un incremento de 91% en 2018 respecto de 2017. Si se considera el bimestre noviembre-diciembre, la diferencia alcanza 4.969 casos, un incremento de 104%”, señaló la entidad en un comunicado de prensa, y agregó que se distingue que “en los primeros dos meses del año los despidos del sector público resultan más significativos que en el sector privado, en los siguientes cinco meses, toman ‘la posta’ los despidos del sector privado, para, en agosto, converger en despidos del sector público y privado casi por igual”. En tanto “en los últimos cuatro meses de 2018 se produce un sensible incremento de la evolución de despidos y suspensiones en el sector privado que relativiza lo sucedido hasta ese momento”. En detalle, el informe precisó que “la industria protagoniza el proceso de despidos y suspensiones también en 2018. Se observa la continuidad en el proceso de expulsión laboral a lo largo de los primeros diez meses del año, promediando 3.108 casos mensuales”.
Según los rubros, el CEPA constató que al interior de la industria, los números más significativos se relevaron en los sectores automotor y autopartista, seguido por los sectores textil, alimentos y bebidas, electrónica y electrodomésticos y metalúrgico. Luego se ubicaron el calzado, los hidrocarburos y los frigoríficos.

Mientras tanto, entre los servicios, la mayor cantidad de despidos se observó en el sector comercio (55% de los casos registrados), además de medios de comunicación, transporte, empresas aerocomerciales, vigilancia, limpieza, sector financiero, salud, gastronomía, peaje y estaciones de servicios.
Por su parte, en el sector público se registraron bajas principalmente en organismos descentralizados como Conicet, Vialidad, INTI, Coros y Orquestas y Senasa, en las municipalidades de Tucumán, Morón, Quilmes, Tres de Febrero, La Plata y otras. También hubo despidos en el Poder Ejecutivo, en los ministerios de Agroindustria, Desarrollo Social y Economía, en el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires y en empresas de capital estatal como YCRT, Ferrobaires, Nucleoeléctrica Argentina, YPF y Fadea.
En total y en la comparación de los últimos tres años, el CEPA analizó que en el período que va de noviembre de 2015 a octubre de 2018, el cierre de puestos de trabajo ascendió a 89.938 en todo el país, sin contabilizar las suspensiones en este número.

Artículos destacados