Desisten de subir tributos para subsidiar el transporte urbano

El municipio no aplicará una sobretasa a las propiedades de mayor categoría, tal como lo había advertido el intendente Giacomino. Sí se mantienen los cambios para baldíos y el aumento de los mínimos para Comercio e Industria.

La Municipalidad de Córdoba no aplicará aumentos en la contribución que incide sobre los Inmuebles para suplir la falta de recursos tras el fracaso del intento por incrementar el valor del boleto para el transporte urbano de pasajeros.

La decisión fue confirmada a Comercio y Justicia por el secretario de Economía, Gabriel Bermúdez, quien de esta manera desestimó la alternativa que había abierto el propio intendente Daniel Giacomino luego del fallido intento por ajustar el precio del boleto.

“Estoy buscando alternativas, pero no voy a insistir en el Concejo (respecto al aumento del boleto). Tenemos una posibilidad de aumentar la alícuota del Inmobiliario hasta 15 por ciento en los sectores más altos”, había advertido la semana pasada ante la imposibilidad de sortear con éxito la votación en el Concejo Deliberante.

En rigor, la alternativa del aumento de 15 por ciento estaría incluida, al igual que  este año, en un artículo del proyecto de Ordenanza Tarifaria Anual que, junto al Código Tributario, ingresarían hoy al Concejo Deliberante.

De todas formas, Bermúdez aseguró que no habrá una suba particular y destinada específicamente a suplir los fondos que se resignarán por la falta de aumento del boleto y que, según se estimó, orillarán los 80 millones de pesos anuales.

En realidad, el oficialismo mantiene abierta la posibilidad de votar un aumento en el boleto, aunque más no sea a valores inferiores a los que se había acordado con buena parte de los ediles antes de la fallida sesión.

“Habrá una reasignación de partidas pero no una sobretasa o aumento especial del Inmobiliario para financiar esos fondos que habrá que girar al transporte”, reveló.

Por lo demás, el Código Tributario y la Tarifaria ingresarán con los cambios ya anticipados por este medio el 25 de octubre pasado.

Puntualmente, en el caso del Inmobiliario habrá cambios puntuales para corregir “inequidades” y una fuerte suba de alícuotas para baldíos de grandes dimensiones con el fin de desalentar la especulación inmobiliaria y buscar densificar deteminados sectores de la ciudad.

En cuanto a Comercio e Industria, habrá un aumento generalizado en los mínimos en línea con la suba de la inflación, de entre 15 y 25 por ciento.

En tanto, Automotores no sufrirá cambios salvo el ajuste de la base imponible a partir de las valuaciones que informa la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara).

La intención oficial es que el proyecto de Presupuesto, Código Tributario y Ordenanza Tarifaria Anual comiencen a debatirse en comisión hoy a primera hora (siempre y cuando ingresen estos dos últimos proyectos) para votarlos en primera lectura el jueves de la semana próxima, según confió a este medio el titular de la Comisión de Economía del Concejo Deliberante, Juan Manuel Rodríguez.

En tanto, la audiencia pública y la segunda lectura podrán tratarse ya en diciembre próximo.

Siguen las inspecciones
En otro orden, el municipio continuará esta semana con los operativos de fiscalización relativos a las contribuciones que rigen para Inmuebles, Comercio e Industria y Automotores.

En el caso de rodados, continúan los operativos en playas de estacionamiento de grandes superficies, a los que ahora se sumarán controles en los principales puentes de  la ciudad.

En tanto, para el Inmobiliario, desde la semana que viene se avanzará en notificaciones in situ en countries, a los que luego se sumarán operativos en barrios cerrados.

Artículos destacados