Delegación viaja a negociar con buitres

INÉDITO. Así calificó Jorge Capitanich la decisión del juez Griesa de bloquear el pago a los acreedores.

Bajo la presión de un default en cuenta regresiva, Argentina envió un equipo de especialistas que el próximo día 7 se sentará con los apoderados de los holdouts frente al negociador designado por Griesa. Acreedores europeos, molestos con la decisión del juez, piden que éste revea el bloqueo de los pagos.

El Gobierno anunció que enviará funcionarios a Estados Unidos para iniciar negociaciones el próximo día 7 por el litigio judicial por los títulos en default, al tiempo que reiteró su vocación de «negociar en condiciones justas y equitativas» y reclamó que se permita cobrar a bonistas reestructurados.

Esto ocurre en la jornada en que comenzaron a correr los 30 días de plazo para que el país no caiga en default.

Tiempo de descuento
El Ministerio de Economía anunció ayer la decisión tras sufrir un nuevo intento de los fondos buitres contra el juez Thomas Griesa, buscando que libere el embargo contra bienes argentinos en el exterior.

En la jornada de ayer Argentina debía pagar 539 millones de dólares, para lo que depositó ese dinero en el Banco de Nueva York, pero Griesa exigió a la entidad financiera devolver ese dinero al país.

El vencimiento no significa entrar en un período de incumplimiento porque, si bien la fecha de pago es el 30 de junio, hay un plazo adicional de gracia hasta el 30 de julio, con lo que el país sólo está en mora.

En ese marco fue que el Ministerio de Economía anunció que designó a una delegación que viajará a Estados Unidos para negociar con los fondos buitres, aunque no informó quiénes la integran. Los funcionarios participarán de una ronda de negociación convocada para el próximo día 7 por el mediador en el conflicto judicial, Daniel Pollack, que designó el juez Griesa.

En un comunicado, el Palacio de Hacienda insistió en que con esta decisión Argentina «reitera su vocación para negociar en condiciones justas, equitativas y legales que contemplen los intereses del 100% de los acreedores». El texto reclama también que se les permita a los bonistas reestructurados «cobrar puntualmente» el actual vencimiento bloqueado por el juez Griesa.

Contra el default técnico
El Gobierno, por medio del jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, volvió a rechazar que el país esté en «default técnico» al sostener que Argentina, «paga regularmente sus obligaciones».
Capitanich volvió a cargar contra el juez Griesa al sostener que produjo un hecho «inédito en la historia de la humanidad» cuando impidió que bonistas cobren un vencimiento de deuda.

«Aquí se pretende incluir un eufemismo, denominado default técnico», aclaró Capitanich, tras asegurar que «es la primera vez que un juez pretende alterar un contrato, una relación contractual, para impedir el pago a un grupo de bonistas; es un caso inédito».

Voceros de Economía confirmaron también que el ministro Axel Kicillof viajará a Washington para participar de la reunión de cancilleres de la Organización de Estados Americanos (OEA). Kicillof intervendrá en la reunión de cancilleres para el próximo jueves en la que se tratará la disputa de Argentina con los fondos buitre (ver aparte).

Acreedores europeos reclaman
Por su parte, un grupo de acreedores europeos de Argentina solicitaron al juez Griesa destrabar los fondos depositados por el país el jueves último para poder cobrar los servicios de los bonos que tienen en sus manos, por unos 10 millones de dólares.

Los acreedores le pidieron al juez expedirse con una resolución de emergencia que los ayude a recuperar el dinero del pago que debía concretarse este lunes, tras la apertura de la banca en Nueva York a las 9 de la Costa Este de Estados Unidos.

Christopher Clark, abogado de los inversionistas de Latham & Watkins, le envió una carta a Griesa en la que advirtió que su decisión «anuló» la posibilidad de cobrar a quienes aceptaron los canjes de 2005 y 2010.

Por ello, Clark dijo que los tenedores de Eurobonos están pidiendo a Griesa que «aclare» su decisión y declare exentos del conflicto entre Argentina y los fondos buitre a los tenedores de bonos del canje, publicó Bloomberg.

Argumentaron los acreedores restructurados que los inversores extranjeros que negociaron de buena fe no están sujetos a la jurisdicción de los tribunales estadounidenses porque los títulos que poseen no fueron emitidos en Nueva York.

«El proceso de pago para toda la deuda emitida en eurobonos nunca entra en los Estados Unidos e involucra sólo a los bancos extranjeros», escribieron los abogados de los tenedores de bonos en apoyo de la moción de emergencia.

El banco de Nueva York debía girar este lunes los fondos a una entidad belga en Frankfurt para que los acreedores pudieran cobrar los servicios de los bonos por medio de cámaras de compensación en Europa.

EEUU decidió no respaldar reunión urgente de la OEA; apoyo de Insulza

El Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos convocó a una reunión «urgente» de cancilleres para el próximo jueves, en la que se tratará la disputa de Argentina con los fondos buitre, sin apoyo de Estados Unidos, que defendió la «independencia» de su Poder Judicial. El llamamiento fue aprobado por aclamación y cobra valor en momentos en que trascendió que Argentina analiza llevar el pleito ante la Corte Internacional de La Haya, para lo cual demandaría al Estado norteamericano.
Antes de la votación, el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, expresó su solidaridad con Argentina. «Éste es un tema urgente porque se están venciendo plazos. Es importante tener una manifestación sobre esto, pronto”, señaló Insulza, quien propuso convocar a la gerente del FMI, Christine Lagarde.

Artículos destacados