Déficit fiscal cerrará el año en $190 mil millones

El fuerte crecimiento en el gasto público agravó el rojo financiero de la administración nacional. En septiembre, se expandió 174,4%. El Gobierno adjudica el crecimiento del gasto a los mayores intereses por la deuda.

El gasto público del Gobierno crece fuerte y el déficit fiscal se profundizó 174,4% en septiembre con relación a igual mes de 2013, al alcanzar los 13.284 millones de pesos, con una proyección de 190.000 millones para todo 2014.

El rojo fiscal total había sido de 4.842,1 millones de pesos en septiembre de 2013 y este año aceleró con fuerza, para registrar un acumulado de 53.629,5 millones de pesos entre enero y el noveno mes del año.

Los números son más adversos para las cuentas públicas del Poder Ejecutivo si se excluyen los aportes del Banco Central: el déficit de septiembre subiría a 30.034 millones de pesos, contra los 18.122 millones del año pasado.

Si a estos números se le suma las ampliaciones de gasto y de mayor déficit autorizados durante octubre y en lo que va de noviembre, el déficit de 2014 superará 190.000 millones de pesos, con ayudas del Banco Central por 100.000 millones de pesos.

Una parte del mayor déficit de septiembre se debe, según precisó el ministerio de Economía, a que «los intereses de la deuda sumaron 9.026,4 millones de pesos, unos 3.771,8 millones por encima de lo registrado en el mismo mes de 2013.

El gasto público primario creció 41,4% en septiembre y los gastos totales avanzaron 43,6% , respecto del mismo mes del año pasado, hasta alcanzar los 96.820 millones de pesos, informó el ministerio de Economía.

El resultado fiscal primario reveló un déficit de unos 4.257,8 millones de pesos en septiembre, con lo que el rojo alcanzó los 44.603,2 millones en los primeros nueve meses del año. Los ingresos totales aumentaron 23.698 millones de pesos con respecto a septiembre de 2013, mientras que el Gasto Primario creció en 28.368 millones de pesos, comparado con el mismo mes del año pasado.

El crecimiento de los recursos se debió principalmente a la mayor recaudación tanto en los Aportes y Contribuciones a la Seguridad Social, que crecieron 34,9%, como en el buen desempeño de los Ingresos Tributarios (+38,5% anual).

Dentro de estos últimos, se destaca el Impuesto a las Ganancias, que se expandió a un ritmo de 55% anual y el Impuesto al Valor Agregado (IVA), que avanzó a una marcha de 34,5% anual.

Por su parte, el gasto público primario ejecutado por la administración de Cristina Fernández en septiembre fue de 96.819,9 millones de pesos, mostrando un crecimiento de 41,4% anual. La suba del gasto, según el ministerio de Economía, respondió a que los aumentos contemplados en la Ley de Movilidad Jubilatoria aplicados a los haberes y la mayor cantidad de casos cubiertos.

Las prestaciones de la Seguridad Social se expandieron 38% anual alcanzando 32.744,1 millones de pesos. También se incrementaron las Transferencias Corrientes a Personas y Empresas Privadas ($23.510,7 millones), debido a las mayores erogaciones destinadas al pago de Asignaciones Familiares, que incluye la Asignación Universal por Hijo, y a las distintas coberturas asistenciales administradas por el PAMI.

Se mantuvieron además los programas vinculados con el sostenimiento de las tarifas eléctricas y del transporte automotor, destacó la cartera que conduce el ministro Axel Kicillof.

Con respecto a los Gastos de Capital, su variación se explicó por el crecimiento de 173% de la Inversión Financiera producida por los aportes de capital realizados para el sostenimiento del ProCreAr.

Y también por los gastos en Inversión Real Directa (+44,8%) destinados a la construcción y mantenimiento de rutas nacionales por medio de la Dirección Nacional de Vialidad, diversas obras hídricas de AYSA.

Asimismo, los gastos de capital fueron direccionados a infraestructura energética (Nucleoeléctrica Argentina S.A. – Embalse y Atucha I-) y a la inversión en telecomunicaciones (AR-SAT).

Artículos destacados