Cupón PBI: opositores dicen que no hay que pagarlo

Aseguran que el crecimiento real del PBI estuvo por debajo del piso de 3,25% que habilita el pago de intereses de deuda por unos US$3.800 millones. Cuestionaron la pérdida de credibilidad de las estadísticas difundidas por el Gobierno.

Según el índice alternativo difundido por legisladores de la oposición, el Producto Bruto Interno (PBI) creció sólo 2,9% en 2013 mientras que en el cuarto trimestre retrocedió 0,6%.

De ese modo, este indicador clave se ubica por debajo de 3,25 por ciento, el nivel límite para que el Estado deba pagar unos 3.800 millones de dólares en intereses del Cupón PBI.

Pese a ello, se especula que el Gobierno informará oficialmente mañana que el crecimiento se ubicó por encima de ese nivel y, por ello, se hará frente al pago de intereses.

Los diputados Patricia Bullrich, Federico Sturzenegger y Cornelia Smidt Liermann de Unión Pro, junto con Patricia Giménez -de la Unión Cívica Radical- presentaron el índice del PBI del Congreso.

Según el cálculo que presentaron, la variación interanual creció 2% en entre octubre y diciembre comparada con el mismo trimestre de 2012.

Los funcionarios sostuvieron que el pago de los cupones sería «innecesario» ya que representaría un gasto de 2.700 millones de dólares que, sumados a los pesos, suman unos 3.800 millones de dólares.

En tal sentido, Bullrich alertó que la «mentira» del Gobierno respecto del PBI «no sólo es traumática sino que puede pasar a ser un delito, si como consecuencia (de ella) Argentina debe pagar el cupón». Además, advirtió: «El Gobierno mantiene un relato que nos puede costar mucha plata. El día que anuncie su índice de PBI estaremos muy atentos para ver si lo ajustan a la realidad».

La dirigente consideró que «no sólo deben ajustar sus números sino además brindar una explicación de por qué falsearon durante tanto tiempo las estadísticas del Estado».

Por su parte, Sturzenegger cuestionó la situación que ocurre por el índice cuestionado. «Reiteramos que la mentira nos puede costar más de 3.800 millones de dólares», insistió.

El diputado sostuvo que «lamentablemente, a pesar de que el Gobierno intenta mejorar su credibilidad» sobre las estadísticas respecto del PBI y de las cifras de empleo, «los datos siguen sin ser confiables».

«Si siguen con las mentiras, los argentinos tendremos que seguir pagando con más impuestos y más inflación sus consecuencias», fustigó.

En tanto, Giménez insistió con «la necesidad de la transparencia» y denunció «la existencia de maltratos a los números» y a «los empleados del Indec». En tanto, Smidt Liermann se lamentó de lo «triste» que no se tomen «medidas correctivas de fondo», de que el empleo esté «estancado», y de que «el Gobierno no quiere hacerse cargo del problema».

Lavagna preanuncia recesión
El ex ministro de Economía Roberto Lavagna advirtió de que se acerca un «panorama recesivo» en Argentina, pero aseguró que el país tiene una «tremenda potencialidad» para enfrentar esa situación de crisis.

El actual asesor económico del líder del Frente Renovador, Sergio Massa, dijo que «claramente el Gobierno ha ido ajustando diversos tipos de precios y muchos de ellos a su vez empujan a que los privados suban los suyos».

Advirtió que la administración kirchnerista ofreció «ajustes de 15%, de 18%, de 22% del salario y está plantado en 25%, cuando la inflación está claramente por encima de 30% y la de alimentos todavía más».

El ex candidato presidencial afirmó que este año «es muy posible que la producción y en consecuencia el empleo sean negativos, es decir, que caigan respecto del año precedente y una perspectiva pobre para 2015».

Dijo que el Gobierno «prefiere bajarles el sueldo a los maestros en lugar de bajar el sobrecosto de la obra pública o la fenomenal masa de recursos destinado a publicidad, y terminan pagando (el ajuste) los de siempre».

Artículos destacados