Creen que la inestabilidad laboral afecta al consumo

Créditos. Destacan el aporte de las 20 cuotas que ofrece el bancor con cordobesa

Las ventas minoristas en Córdoba cayeron 9,4% en mayo pasado, respecto de igual mes de 2013, y acumulan una baja promedio de 6,5% en lo que va del año, según el relevamiento de Fedecom. Rubén Martos, su titular, explicó que los aumentos salariales ya otorgados se usaron para pagar deudas.

El volumen de ventas minoristas en la provincia de Córdoba registró en mayo pasado la mayor contracción interanual de los últimos 17 meses, al ubicarse 9,4% por debajo del total de las unidades comercializadas en igual mes del año pasado.

El dato fue confirmado por la Federación Comercial de Córdoba (Fedecom), entidad que asignó esta nueva baja al temor generado en los consumidores a partir de las cada vez más frecuentes noticias sobre suspensiones y “despidos hormigas” en diversos sectores de la actividad económica cordobesa.

“Ni siquiera los aumentos percibidos por los trabajadores cuyos gremios ya cerraron paritarias pudieron revertir la caída en las ventas minoristas”, se indicó en un comunicado de prensa.

“Los consumidores no se arriesgan a gastar por el temor surgido a partir de que las suspensiones son cada vez más frecuentes”, reconoció Rubén Martos, presidente de la entidad comercial. “El clima de inseguridad sobre los ingresos futuros del hogar es una de las principales causas de la retracción en las ventas”, aseguró y agregó: “De hecho, de las familias que ya recibieron los incrementos de salarios, muchas decidieron volcarlos para cancelar sus deudas con las tarjetas de crédito, para así evitar los altos recargos”.

Caída sobre caída
Con el registro de mayo, las ventas minoristas acumulan una baja interanual promedio de 6,5% en los primeros cinco meses del año.

“Vale aclarar que mayo del año pasado fue el mes de mayor caída de 2013”, dijo Martos al recordar que la retracción en esa oportunidad fue de 6,2%. “Por eso, hay que tener en cuenta que esta baja se registra en comparación con otra contracción anterior. Sería como una doble caída”, agregó.

Lo cierto es que de los 22 rubros relevados por la entidad comercial cordobesa, la totalidad registró retracciones marcadas que van desde 5,6%, para el caso del rubro alimentos y bebidas, a la retracción de 19,5% interanual en el ítem que monitorea la actividad de las inmobiliarias.

En el caso de electrodomésticos, se volvió a dar un mes difícil, con una retracción en las ventas de 10,9% respecto de mayo de 2013, pero con una mejora respecto del mes anterior que, según se indicó, obedeció principalmente a la venta de televisores en medio de la fiebre por el próximo Mundial.

Jugueterías, ferretería, venta de materiales para la construcción y relojería también registraron caídas de alrededor de 10% interanual. Sin embargo, Martos aseguró que la baja habría sido peor “de no ser por el plan de 20 cuotas que lanzó el Banco de la Provincia con la Tarjeta Cordobesa”.
Cabe destacar que la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) el domingo pasado informó que las ventas minoristas en todo el país se retrajeron 8,3% respecto de mayo del año pasado, caída menos marcada que la de las ventas minoristas en la provincia de Córdoba.

Artículos destacados