Crece predisposición de compra de durables, y en el interior llega a 70%

Si bien el último mes se incrementó casi 5% la intención de compra de electrodomésticos, en la comparación interanual pesan más los automóviles y las casas, según el ICC que mide la Torcuato Di Tella.

Los argentinos que habitan el interior del país y que consideran que éste es un buen momento para la compra de automóviles, casas y electrodomésticos crecieron 3,3% en junio, respecto del mes anterior y, manteniendo la tendencia, alcanzaron 70,7% en la comparación interanual.

Si bien se nota la influencia del Mundial de Fútbol en las consideraciones de los encuestados, ya que la predisposición para la compra de electrodomésticos se incrementó 4,7% en junio respecto del mes anterior, el proceso inflacionario que se viene registrando desde finales del año pasado mantiene los automóviles y las viviendas al tope de la calificación (“buen momento para la compra de”) , con una aceptación superior a 78%.

Los datos pertenecen al Índice de Confianza del Consumidor (ICC) que mide el Centro de Investigación en Finanzas (CIF) de la Universidad Torcuato Di Tella, difundidos ayer.
Por su parte, los resultados de la encuesta llevada a cabo entre el primero y el 10 de junio, presentan un comportamiento heterogéneo entre las distintas regiones.

De esta manera, mientras la predisposición para la compra de bienes durables se incrementó en el interior, en Capital Federal y el Gran Buenos Aires el subíndice cayó 7,2% y 12,3%, respectivamente con relación a mayo. Debido a estos índices negativos, en el ámbito nacional, el resultado disminuyó siete por ciento. En el caso de la adquisición de electrodomésticos, la merma llegó a 6,3%, y en automóviles y casas a 8,1%.

Con respecto a junio de 2009, las variaciones en la creencia de que es un buen momento tanto para la compra de electrodomésticos como para la de automóviles y casas son positivas (48,9% y 59% respectivamente).

Confianza general
En tanto, el índice de confianza de los consumidores en general y a nivel nacional cayó en junio 1,5% con respecto a la medición del mes anterior, pese a que, en términos interanuales, mantiene la tendencia y el indicador se recupera 19,7%.

El ICC también presentó un comportamiento dispar entre las distintas regiones. Así, el indicador aumentó 6,6% en el interior del país y 5,1% en Capital Federal, mientras que disminuyó 7,6% en el Gran Buenos Aires.

Expectativa personal y macro
Con respecto al subíndice de Expectativas Macroeconómicas, el componente que captura la perspectiva para el mediano plazo a nivel nacional cae 1,6%, mientras que el correspondiente al corto plazo aumenta uno por ciento.

Las perspectivas para el mediano plazo se recuperan en el Interior del país (7,9%) y en Capital Federal (3%), mientras que se deterioran 7,8% en el Gran Buenos Aires.

Del mismo modo, el componente de corto plazo exhibe variaciones mensuales positivas en Capital Federal e interior del país (5,5% y 4,8%, respectivamente), mientras que se reduce en el Gran Buenos Aires (-2%).

En tanto, las expectativas sobre la evolución de la situación económica personal suben 1,7% -impulsadas por la mejora en las expectativas sobre su situación económica a un año-.

Cuestión de dinero

En la medición de junio, la confianza de los consumidores se deterioró tanto para el caso de aquellos encuestados de mayores recursos como para el de los más pobres, siendo las variaciones de -2,4% y -0,6% respectivamente, según el informe sobre el Índice de Confianza del Consumidor (ICC) que monitorea el Centro de Investigación en Finanzas (CIF) de la Universidad Torcuato Di Tella.

Artículos destacados