Crece levemente el nivel de morosidad en el sistema financiero

ESTABLE. Pese al impacto de la devaluación, la morosidad casi no registró movimientos

La morosidad en el sistema financiero argentino alcanzó en marzo pasado a 3,5 por ciento sobre el stock de préstamos, levemente por encima del 3,1 por ciento que había mostrado en el mismo período del año pasado.

No obstante, el indicador se redujo respecto al último trimestre del año pasado, cuando alcanzó a 3,7 por ciento, según datos del Banco Central de la República Argentina compendiados en un informa de la consultora Economía y Regiones.

De acuerdo con el documento, al 31 de marzo pasado, sobre el total de $563.240 millones prestados tanto al sector público como privado, se encontraban en situación normal de pago $543.250 millones.

El mayor grado de morosidad se encontraba en los sectores de los Asalariados y Electricidad, Gas y Agua, con 5,1 y 4,5 por ciento de los préstamos contraídos, respectivamente, seguidos por los préstamos a la Construcción con 4,2 por ciento.

Por lo demás, al primer trimestre del año, los préstamos destinados al Sector Privado y Público No Financiero alcanzaron a $551.848 millones, 2,7 por ciento por encima respecto al trimestre anterior y 29 por ciento más elevado que en igual trimestre del año pasado.

Por su parte, los depósitos del Sector Privado y Público No Financiero sumaron $839.582 millones, observando un crecimiento de 8,3 por ciento respecto al trimestre anterior y un incremento de 26 por ciento en relación al stock observado en 31 de marzo de 2013.

En el desglose por provincia, Córdoba se encuentra en la media del sistema tanto en el crecimiento de préstamos como de depósitos en el sistema financiero.

Artículos destacados