Crean un fondo con reservas para la deuda 2010

El Gobierno nacional anunció ayer otra medida importante para facilitar el acceso del país y de las empresas argentinas al financiamiento externo: anticipó que conformará un fondo de 6.500 millones de dólares con una parte del exceso de reservas que mantiene el Banco Central (BCRA), para afrontar así pagos de deuda del año próximo. A tono con las acciones emprendidas por Amado Boudou al frente del Ministerio de Economía, la nueva iniciativa busca ofrecer más certezas a los mercados internacionales, conseguir una disminución en los pagos mediante una reducción de las tasas de interés y propiciar mejores condiciones de acceso al crédito para el sector público y privado.

Boudou manifestó expresamente desde su llegada a la cartera de Hacienda que uno de sus objetivos prioritarios sería propiciar las condiciones para que el país accediera en mejores términos -de interés, plazos y condiciones- al crédito internacional. En un marco de estrechez fiscal y de reducción del intercambio comercial, el Gobierno ya avizoraba a mediados de año la necesidad de retornar al financiamiento externo.

Fue por ello que anunció ayer la creación del “Fondo del Bicentenario para el Desendeudamiento y la Estabilidad”. Este fondo se creará con 6.500 millones de dólares provenientes de parte del exceso de reservas que mantiene el Banco Central. Esto implicará la utilización de 13,7% del total de reservas y 38,4% de las de libre disponibilidad, fondos con los cuales se afrontarán los servicios financieros con el sector privado y organismos multilaterales en 2010, que insumirán 6.579 millones de dólares.

Además, Boudou anticipó que el Gobierno implementará un esquema de licitaciones para que los inversores que deseen cobrar anticipadamente los vencimientos del año próximo, puedan hacerlo, pero a cambio de un descuento.

Asegurar los pagos

El ministro de Economía y la presidenta Cristina Fernández realizaron este anuncio en un acto del cual participaron el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, el presidente provisional del Senado, José Pampuro, y el titular de la Cámara de Diputados, Eduardo Fellner, además de un buen número de gobernadores y legisladores nacionales.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

Según interpretó Boudou, estos 6.500 millones de dólares “pasan al Tesoro para que no haya ninguna duda sobre la capacidad de pago de la Argentina durante el año 2010”. Aclaró además que “la medida se decidió porque tenemos reservas excedentes que están muy por encima de lo necesario para enfrentar alguna dificultad”, y aseguró que al ente monetario “le quedan reservas más que suficientes” y tiene “capacidad para seguir comprando” divisas. Consideró, por último, que la medida “potencia la capacidad del sector privado de endeudarse a tasas más bajas”.

Por su parte, la presidenta Cristina Fernandez comentó que esta medida “se suma a otras como la apertura del canje de la deuda con la participación del Parlamento, como hemos hecho y seguiremos haciendo”.

Los objetivos de la medida

Desde la llegada de Boudou, el Gobierno incrementó sus acciones de acercamiento a los mercados internacionales. En ese marco deben comprenderse el proceso de normalización del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) -con sus Consejos de Académicos y de Observadores-; los intentos por optimizar la relación con el Fondo Monetario Iinternacional (FMI) sin sujetarse a sus condicionamientos; las negociaciones con el Club de Par

Artículos destacados