Córdoba recibirá 30,7% más pero recortan en obras y en subsidios a servicios clave

Los envíos totales llegarán a $178.007,4 millones. Pero 80% son prestaciones a la seguridad social y salarios. El resto sufre ajustes generalizados. De hecho, las transferencias corrientes a las provincias caerán 17,5%, con particular incidencia en transporte y energía. También las erogaciones de capital

El proyecto de Presupuesto para 2019 que el Ejecutivo nacional envió ayer al Congreso incluye partidas totales para Córdoba por 178.007,4 millones de pesos, 30,7 por ciento mayores que las previstas para 2018.
En rigor, si se coteja con el Presupuesto original votado para este año, la suba es de 35,8 por ciento.
Visto en estos términos, la pauta quedaría -en el análisis global- muy por debajo de la inflación minorista de este año y, por cierto, desfasada para el próximo, aun con un índice de precios de 23 por ciento “punta a punta”, según contempla el proyecto.
El aumento de partidas para Córdoba se concentra en más de 80 por ciento de las erogaciones que prevé ejecutar la Nación en territorio provincial, esto es prestaciones a la seguridad social, salarios y programas de ayuda social.
El resto sufre, en general, recortes que en algunos casos son contundentes.
En esa línea, se destacan la caída de las transferencias corrientes a las provincias, en particular en transporte y energía eléctrica.
Esos conceptos figuran en la pauta bajo el rótulo de “Otras transferencias corrientes a provincias”. Según el proyecto ahora en el Congreso, esas partidas pasarán de 33.530 millones de pesos a 17.435 millones de pesos en 2019, esto es 48,2 por ciento menos respecto a este año.
La caída nominal, sumada a la inflación prevista, marca una contundente baja de esos subsidios en términos reales. El recorte deberá ser asumido por las provincias y municipios; caso contrario, irá a tarifas.
Siempre según el proyecto, también caerán 13,5 por ciento las transferencias corrientes en Educación. Para Córdoba, por ejemplo, se prevén 1.679.8 millones de pesos con concepto de Fondo de Incentivo Docente (Fonid). Para este año estaban presupuestados 1.624,9 millones de pesos.
La baja real es definitoria y será un problema a resolver por el Gobierno provincial a la hora de diebatir salarios con los docentes.
Las transferencias tampoco favorecen Desarrollo Social. Caerán 4,9 por ciento para todos los distritos, según la pauta oficial.
Igual ocurre con las transferencias de capital a las provincias. Se derrumban 50,9 por ciento en -, energía -en rigor son apenas 1.210 millones de pesos menos para el conjunto.
Crecen 30,5 por ciento en Transporte y 114,2 por ciento en Educación, se reducen 29,7 por ciento en Vivienda y aumentan 52,5 por ciento en Agua y Alcantarillado. Otras transferencias de capital bajan 11 por ciento. Se trata en todos los casos de fondos que la Nación compromete para asistir a las provincias como contraparte y no se vinculan directamente con gastos de obras que ejecuta de manera directa la Nación que, por cierto, también disminuyen en general. De hecho, la obra pública es una de las variables de ajuste para llegar al déficit primario cero, tal como prescribe el Presupuesto como objetivo de fondo.

Sin embargo, en el caso de las partidas de Vialidad Nacional para Córdoba, suben a 3.610,4 millones de pesos frente a los 1.755 millones de pesos pautados para este año. Con todo, el monto presupuestado en cualquier caso es marginal. Sólo baste decir que la autopista entre Córdoba y San Francisco, en el tramo que le corresponde ejecutar a la Nación, fue presupuestada hasta casi dos años en más de 7 mil millones de pesos con lo cual los más de 3.600 millones de pesos comprometidos para 2019 no tienen una incidencia clave en el avance de las numerosas obras viales que ejecuta la Nación en territorio provincial.
Dentro de Vialidad Nacional figuran 1.422,6 millones de pesos para la construcción de “autopistas y autovías”.
Desde el Gobierno nacional insisten en que parte de la caída de los fondos para obra pública, en particular proyectos viales, obedece a que las partidas serán ejecutadas ahora por el programa de Participación Público Privada (PPP) por empresas adjudicatarias. Esos corredores incluyen a la provincia de Córdoba.

Anses, bien
Los recortes en todos los rubros mencionados no golpean sin embargo a las mayores erogaciones que la Nación tiene en la Provincia de Córdoba. La referencia es básicamente para los gastos de la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses).
Para 2019, el organismo previsional nacional prevé erogaciones para Córdoba por 129.207,7 millones de pesos, 43,6 por ciento más que los presupuestados para este año.
Sólo ese gasto representa el 72 por ciento de los envíos totales de la Nación a Córdoba, excluyendo claro está la coparticipación federal de impuestos, que son envíos automáticos de libre disposición de cada provincia.
Dentro de las prestaciones a la seguridad social figuran el pago de jubilaciones y pensiones, pero también asignaciones familiares y universal por hijo, entre otras. Asimismo, se incluyen las pensiones no contributivas que, según el presupuesto, rozan los 3 mil millones de pesos para el año próximo.
También hay una mejora en las prestaciones vinculadas a Desarrollo Social.
En todo caso, las planillas incluidas en el proyecto deben leerse con atención toda vez que, a diferencia del año pasado, hay fusiones de Ministerios respecto al ejercicio en curso.

 Fondo sojero

A diferencia del Presupuesto de este año donde, para el caso de Córdoba, figuraban 2.197,2 millones de pesos en concepto de Fondo Federal Solidario, para 2019 ya no aparece ese concepto. Se trata del denominado fondo sojero que el Gobierno nacional eliminó por Decreto el mes pasado para todas las provincias. Tampoco aparecen en el Presupuesto un item específico con fondos para la Caja de Jubilaciones para la cobertura del déficit. En rigor, ese rubro también había sido eliminado con concepto específico en los envíos para Córdoba.

Definen firma de Addenda del Acuerdo Fiscal
El Gobierno provincial firmaría esta misma semana la denominada Addenda del Acuerdo Fiscal con la Nación. Se trata de los cambios en el Pacto Fiscal firmado a fines del año pasado entre Nación y provincias. La variante acordada días atrás entre las partes y que ya fuera firmado por Salta, incluye frenar la baja en el impuesto de Sellos y una suba en Bienes Personales, entre otros puntos. En paralelo, se mantiene sin cambios el cronograma de rebaja gradual del impuesto a los Ingresos Brutos. Sólo ese item implica para Córdoba resignar unos 7 mil millones de pesos para 2019.
Sin embargo, los recursos extra que recibirá por coparticipación de tributos nacionales suplirá al menos en parte esa merma.
Por lo demás, la Provincia pretende que en la firma del acuerdo, figure un apartado sobre la remisión automática de fondos para la Caja en función del cálculo del déficit del año anterior, situación que le permitiría al Gobierno provincial contar en el corto plazo con cerca de 4 mil millones de pesos.
Los plazos para la firma de la Addenda aparecen atados hoy a los tiempos del gobernador Juan Schiaretti. El mandatario dedicó en las últimas horas todas sus energías a la ceremonia de despedida de los restos del ex gobernador José Manuel de la Sota, muerto el sábado en un accidente de tránsito y sepultado finalmente ayer luego de un funeral de Estado en el Centro Cívico que lo tuvo a Schiaretti como protagonista central. El gobernador se notó muy sentido y desde la Nación respetarán los tiempos en función de situación tan dramática.

Artículos destacados