Córdoba no pagará deuda con Nación hasta 2012 y refinanciará más de $6 mil millones a 20 años

El programa incluye un plazo de gracia hasta diciembre de 2011 y un plazo de repago a 20 años con un interés de 6%. Paralelamente, destinarán casi 10 mil millones de ATN para reducir los pasivos de las provincias que, según indicó el ministro Boudou, alcanzan unos 65 mil millones. El anuncio impacta en 60% de la deuda oficial de la provincia y libera fondos clave en lo inmediato.

La decisión de la presidenta Cristina Fernández de implementar el Programa Federal de Desendeudamiento para las Provincias Argentinas con refinanciación a 20 años de plazo de los pasivos con la Nación, con un plazo de gracia hasta 2012, además de una reducción neta de deuda por el uso de Aportes del Tesoro Nacional (ATN) por casi 10 mil millones de pesos, aliviará compromisos de Córdoba por más de 6 mil millones de pesos.

Se trata de más de la mitad de la deuda  total reconocida por la Provincia que, al 31 de diciembre pasado, alcanzaba 9.617 millones de pesos, sin el pasivo flotante y el resto de las Agencias y organismos descentralizados.

De ese monto, el pasivo con la Nación se situaba en 6.090 millones de pesos, 62 por ciento del rojo total.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

Paralelamente, libera fondos al habilitarse un plazo de gracia hasta 2012.

En ese marco, si bien la Provincia deberá pagar intereses y amortizaciones con la Nación hasta junio inclusive, según el anuncio del ministro de Economía, Amado Boudou, luego quedará exenta de esos compromisos.

Según el perfil de intereses y amortizaciones que la Provincia publica en su página web, este año deberá afrontar $299,2 millones por el primer concepto y  $1.008 millones por el segundo. De esos montos totales, los compromisos con la Nación son de $258 millones y de $854 millones de pesos, respectivamente.

En tanto, en 2011 directamente no deberá afrontar ningún pago. Allí se liberarán 229 millones de intereses (sobre 262 millones del total a afrontar) y 896 millones de capital sobre una amortización total prevista para ese año de 1.033 millones.

No obstante, hay que aclarar que, habitualmente, la Provincia sólo presupuesta el pago de intereses de deuda y de una parte del capital que vence con la Nación. El 70 por ciento de las amortizaciones ya las pauta como refinanciadas mediante el Programa de Asistencia Financiera (PAF), por lo que no deberían considerarse como fondos directamente habilitados.

A ese plazo de gracia habrá que sumarle la quita de parte de la deuda producto del uso de 9.800 millones de pesos de Aportes del Tesoro Nacional (ATN) acumulados hasta fines de 2009 y no repartidos entre las provincias.

Esos fondos se aplicarán de manera proporcional a la participación porcentual de las provincias en la distribución de la coparticipación. A Córdoba le corresponderá casi 9 por ciento, esto es unos 900 millones. De esta forma, podría reducir su deuda con la Nación hasta situarla en poco más de 5.100 millones.

Finalmente, ese monto, en rigor 89 por ciento de las deudas totales con la Nación, indicó el ministro Boudou, será refinanciado a 20 años de plazo con un interés anual de seis por ciento.
Se eliminan así las refinanciaciones con intereses vía Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER), que indexaron fuertemente las renegociaciones mediante el antiguo Programa de Financiamiento Ordenado (PFO).

Aunque no se informó, la deuda que quizá no se refinancie serán los pasivos generados por los Bogar, títulos con los que el Estado nacional se hizo cargo de las deudas de las provincias con bancos.

La decisión de la Nación tendrá de esta forma a Córdoba entre las más beneficiadas, en función del fuerte compromiso de pasivos con esa jurisdicción.

No está claro, sin embargo, en qué momento entrarán a tallar los ATN y tampoco si la refinanciación se concretará desde el vamos o recién desde 2012.

Con todo, la medida implicará un fuerte alivio para las finanzas de Córdoba en el corto, mediano y largo plazo. En ese sentido, la Provincia está entre las más beneficiadas junto a Buenos Aires. Por el contrario, para otros distritos, como Santa Fe, mucho menos endeudados, la medida tendrá un resultado neutro.

A l mismo tiempo y volviendo a Córdoba, la decisión liberará al gobernador Juan Schiaretti del pago de pasivos con la Nación hasta el final de su mandato.

Esa situación, junto con el acuerdo con Anses para la cobertura del déficit de la Caja de Jubilaciones hasta 2011 inclusive, por ahora cumplido parcialmente, asegura a la Provincia un horizonte despejado de las cuentas públicas, que podrían incluso cerrar con superávit fiscal a partir de la eliminación del pago de intereses de deuda con la Nación.

También descomprime la necesidad de emitir el título de deuda Boncor por 350 millones de dólares. Si bien ese bono iba a destinarse a obra pública, era evidente que los fondos, mediante una triangulación de partidas, iban a servir para cubrir el bache financiero, ahora despejado.
Por lo demás, la decisión de la Nación que beneficia a las provincias generará al mismo tiempo un bache al propio Gobierno nacional, que ahora no contará con fondos por acreencias con los estados federales.

Es que, según indicó el ministro Boudou, el total de deuda a refinanciar será de 65.500 millones de pesos.

En ese sentido, el economista Nadin Argañaraz, titular del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf), consideró que la decisión de la Nación apunta, en la práctica, a “compartir el uso de reservas del Banco Central”.

En tanto, el economista jefe del Ieral de Fundación Mediterránea, Marcelo Capello, opinó que además de favorecer claramente a Córdoba, la medida elimina la discrecionalidad en la discusión del PAF cada año.

Asimismo, la oportunidad del anuncio del Gobierno nacional no parece nada casual. Coincide con el inminente tratamiento en Diputados de la coparticipación plena del impuesto al cheque. También está pendiente la discusión sobre el uso de reservas del BCRA para el pago de compromisos externos.

Sintonía con la Nación
Schiaretti apoyó el anuncio y destacó la refinanciación

Tras la puesta en marcha del Programa de Desendeudamiento de las provincias, el gobernador cordobés Juan Schiaretti consideró como “muy positiva” la medida y opinó además que “está en consonancia” con las propuestas realizadas por la provincia.

El mandatario evaluó que el beneficio será “importante” porque “2011 era el año en que operaban más vencimientos de deudas y con esta decisión nos liberan”. De acuerdo con el análisis de Schiaretti, “en el caso de Córdoba, por ejemplo, en este año y el siguiente vencían 1.100 millones de pesos y ahora 50% no vence y se refinancia a 6%”.

El gobierno provincial señaló además, mediante un comunicado, que “Córdoba había planteado que se refinanciaran las deudas provinciales hasta el año 2030; que se eliminara la indexación y que la refinanciación tuviera un interés anual de 6% en pesos, con un período de gracia durante el año 2010 y 2011”. Además, recordó que su intención era “resolver” en este momento las deudas provinciales, “ahora que la Nación está completando el canje de deuda”.

Artículos destacados