Córdoba lidera en edificación

Se afianza una tendencia que beneficia a nuestra ciudad, que está concentrando iniciativas constructivas antes destinadas a otras zonas. Por Javier De Pascuale / jdepascuale@comercioyjusticia.info

Un nuevo informe privado, esta vez firmado por las empresas proveedoras de la construcción, confirmó una tendencia clave señalada desde el año 2009 por distintos operadores del sector: se está dando en el país una relocalización de proyectos inmobiliarios a nivel subnacional que beneficia a Córdoba, ubicándola como el primer polo generador de proyectos constructivos, especialmente de carácter residencial.

Efectivamente, según la asociación Construya -integrada por las 14 mayores firmas productoras de materiales para el sector- la ciudad de Córdoba ha pasado a ser el centro urbano de mayor peso específico entre los 42 más importantes del país en cuanto a iniciativas constructivas del sector privado, esto es, de familias y empresas.

Si bien la cuidad mediterránea no está entre las urbes que más aumentan su actividad, es la de mayor aporte al crecimiento en función de la participación que tiene en el total de metros cuadrados autorizados por los municipios. “Así, en los primeros siete meses del año se expande 11,7% -precisan al respecto los economistas del Instituto de Estudio y Registro de la Construcción (Ieric)-, estando la actividad en esta ciudad impulsada por el buen año que tienen el campo y otras actividades importantes, como la automotriz”.

Es decir que no sólo parte de los excedentes del sector agropecuario sino muy especialmente los ahorros de los sectores de clase media compuesta por técnicos y profesionales vinculados con las ramas industriales de punta, que gozan de altos salarios, son los sectores que están sosteniendo el final de la cadena, es decir la compra de unidades de vivienda en edificios multiviviendas.

Fondeo
Un fenómeno que, a su vez, merece especial atención es el relativo al fondeo inicial de las construcciones de edificios en la ciudad de Córdoba. Tal como viene sucediendo en las ciudades de Buenos Aires y de Rosario, el mercado constructivo se fue concentrando en pocas manos. Son los actores más especializados -y a su vez los que pueden soportar con mejor espalda la reducción de márgenes de rentabilidad- los que están financiando las obras grandes. Es decir que los proveedores de la industria, los grandes stockeadores de materiales de construcción, son los actores centrales en los fideicomisos constructivos que están erigiendo unos 120 edificios en la ciudad de Córdoba.

Se trata de un camino ya transitado en Chile y Brasil, donde la construcción de viviendas unifamiliares y de bloques de hasta 60 viviendas está cada vez más industrializada, siendo los grandes distribuidores  (y en muchos casos productores) de materiales de construcción quienes dirigen los loteos y grandes urbanizaciones.

El segundo eslabón de la cadena, por supuesto, son los bancos en acuerdo con los constructores, que en el caso particular de Chile llevan varios años de avance en relación con Argentina en cuanto al desarrollo de instrumentos financieros apropiados para la construcción, además de económicos y eficientes.

Artículos destacados