Córdoba: La Caja proyecta rojo de $1.300 millones y ya se analiza prorrogar la emergencia

El déficit es 15% mayor que el de 2009, según datos oficiales del organismo.
El bache podría cubrirse plenamente con los aportes de Anses y los fondos extraordinarios producto de la emergencia, en caso de continuar. En el Ejecutivo ya dan por descontado que el estado de excepción seguirá después de agosto

La Caja de Jubilaciones de la Provincia estima cerrar 2010 con un déficit de 1.300 millones de pesos, un 15 por ciento por encima del registrado el año pasado.

El rojo surge de cotejar los ingresos por contribuciones y aportes más los recursos tributarios nacionales, con los egresos producto del pago de beneficios previsionales.
La estimación fue hecha con base en las cifras oficiales del primer trimestre y en función de una proyección que incluye aumentos salariales de sectores que aún no fueron beneficiados (por caso EPEC) y de los posibles incrementos de haberes para el segundo semestre, siempre bajo “supuestos conservadores”, según indica el Informe Financiero del Sistema Previsional difundido ayer por la Caja.

En tanto, la cobertura del déficit sería asegurada plenamente a partir de los recursos comprometidos por Anses, sumados a los fondos por el aporte extraordinario del sector público y por los Títulos de Cancelación Previsional, instrumentos incluidos en la Ley de Emergencia Previsional.

Ese régimen de excepción aportará este año más de 270 millones de pesos y, en el informe elaborado por la Caja, fue considerado como plenamente vigente hasta fin de año, pese a que la Emergencia vence en agosto.

En ese sentido, fuentes del organismo previsional advirtieron a Comercio y Justicia que el cálculo de la cobertura del déficit considerando la continuidad de la Emergencia, fue al sólo efecto de formar un escenario para realizar las proyecciones. Al respecto,  aclararon que no disponen de elementos para suponer que esa situación se concretará en la práctica.

De todas formas, fuentes del Ejecutivo consultadas por este medio reconocieron que “es prácticamente un hecho” que la  ley de Emergencia Previsional sancionada a fines de julio de 2008 “será prorrogada”.

“La situación de crisis del sistema previsional no ha variado. El gobernador (Juan Schiaretti) había dicho que la Emergencia se iba a levantar en la medida que Córdoba acordara con la Nación respecto del pago de una deuda que reclamamos desde 2002 a 2007 por 1.220 millones de pesos y esa situación está hoy lejos de lograrse”, recordó la fuente.

En rigor, si la normativa de excepción no se postergara (la ley habla de la posibilidad de prorrogarla por otros dos años), la Caja resignaría cerca de 100 millones de pesos desde agosto y hasta diciembre inclusive. Esos fondos deberían ser aportados casi en su totalidad por el Tesoro provincial.

En tanto, en 2011, ese monto ascendería a casi 300 millones de pesos, sin contar que el año próximo el financiamiento de Anses será sensiblemente menor que el de este año con lo que el aporte del Tesoro implicará un fuerte compromiso para las finanzas provinciales. Obviamente sigue pendiente la posibilidad de que Anses termine reconociendo al menos una parte de los 1.220 millones de pesos reclamados por la Caja y, por otra parte, que prospere una nueva modificación al cálculo del haber inicial en línea con lo resuelto por el Tribunal Superior de Justicia para el caso Bossio y que ayudaría a morigerar el impacto futuro del déficit.

De todas formas, ambas alternativas aparecen hoy como lejanas, según admiten en el Ejecutivo.

El rojo en números
A marzo y según datos oficiales, los ingresos genuinos totalizaron 782 millones de pesos mientras que los gastos prestacionales se elevaron a 1.058 millones de pesos, con lo cual el bache fue de 276 millones de pesos.

Esa diferencia se cubrió con el envío de fondos de Anses por 390 millones de pesos (hubo una cuota extraordinaria de 350 millones en enero), 30 millones de pesos por la contribución extraordinaria y por 28 millones de pesos netos de Títulos de Cancelación Previsional. En el caso de Anses, la deuda al 31 de marzo era de 78 millones de pesos respecto al compromiso a girar.

De esta forma, el financiamiento total al primer trimestre fue de 449 millones de pesos, con lo que se cubrió holgadamente el rojo de la Caja.

En cuanto al déficit estimado 2010, alcanzaría a 1.300 millones de pesos proyectado aumentos salariales del 10 por ciento para el segundo semestre.

Los sectores que mayor impacto tienen a nivel global en el rojo, en orden descendente, son Docentes, Bancarios, Seguridad, EPEC y Administración Pública y Organismos Descentralizados. Estos cinco sectores dan cuenta del 85 por ciento del déficit prestacional total.

Cuando se miden en términos de déficit por beneficiarios, los sectores con mayor desequilibrio son Autoridades Poder Ejecutivo, Poder Legislativo y Legisladores (- $5.838 por beneficio), Bancarios (- $4.625 por beneficio), Magistrados y Funcionarios Poder Judicial (- $4.500 por beneficio) y EPEC  (- $3.464 por beneficio).

En tanto, el haber promedio de los 90 mil jubilados y pensionados alcanza 3.900 pesos mientras que el salario bruto promedio de los 168 mil activos se ubica en 3.770 pesos, según datos proyectados para 2010 con base en información oficial al primer trimestre.

Atrasos

Anses sigue sin remitir nuevos fondos correspondientes a los compromisos para la cobertura del déficit de la Caja de Jubilaciones. Luego de la remisión de 40 millones de pesos, 10 días atrás, el organismo previsional no ha girado nuevas partidas pese a que mantiene un atraso con respecto a lo acordado. Hasta el momento, y sin contabilizar los 61,3 millones de pesos de abril -aún no vencidos-, la deuda de Anses con la Caja asciende a 58 millones, producto de una deuda que abarca casi la totalidad de los fondos correspondientes a marzo.

Artículos destacados