Conversiones a GNC subieron 30,3% y parque llegó a récord de 295 mil unidades

En diciembre alcanzaron a 2.055 vehículos, la mayor desde 2015. En tanto, en el año superaron los 25 mil traspasos. Respecto a la cantidad de unidades impulsadas por ese insumo, 2019 alcanzó el máximo desde que se mide la serie en 1998

Las conversiones de vehículos a Gas Natural Comprimido (GNC) alcanzaron en diciembre en Córdoba a 2.055 unidades, 30,31 por ciento por encima de las registradas en el mismo período del año anterior. De hecho, la cantidad de traspasos informados fue el más elevado para ese mes desde 2015 cuando había alcanzado un pico de 2.791 prácticas.

Desde entonces, las conversiones sufrieron una drástica caída a 1.183 en 2016, 1.370 en 2017 y 1.577 en 2018, siempre respecto al mes de diciembre.

En tanto, en 2019, el total de traspasos superó los 25 mil, muy por encima del año inmediato anterior.

Con esos datos, el parque automotor impulsado a Gas Natural Comprimido (GNC) llegó al cierre de 2019 en Córdoba a 295.178 vehículos. Esa cifra no registra antecedentes y es la más alta desde que el Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) comenzó a medir la serie en 1998.

Es que si bien hubo años donde las conversiones mensuales llegaron a superar las 4 mil, el parque de vehículos impulsados a GNC se fue moviendo de manera progresiva en general al alza aunque no necesariamente.

Ocurre que muchas veces, son más las bajas de equipos informadas por el Enargas que las conversiones detalladas como altas.

Como antecedente inmediato, en marzo de 2016, el parque impulsado a GNC había llegado al máximo de 294.742 unidades. Sin embargo, desde entonces comenzó a sufrir una caída progresiva que llegó a un piso de 272.408 vehículos en mayo de 2018.

De esta forma, y con los números de diciembre, en poco menos de un año, la cantidad de unidades equipadas con Gas Natural Comprimido se incrementó en 22.770 unidades.

La evolución de las conversiones y del parque automotor impulsado a gas está en buena medida ligado a la diferencia de precios de los combustibles líquidos, particularmente de la nafta súper, respecto al GNC. También al valor de los equipos que, ligados en parte a la evolución del dólar, registraron subas de precios importantes por contener mayormente piezas importadas.

Hoy, la brecha de precios del GNC respecto de la nafta súper se encuentra en un promedio equidistante entre los máximos alcanzados en otros años y valores mínimos también de años anteriores.

Concretamente, hoy, un metro cúbico del GNC se consigue en estaciones de servicio de la ciudad de Córdoba a 25,49 pesos. En tanto, el litro de nafta súper se ubica en 59,34 pesos. Así, la diferencia llega a 132,79 por ciento.

Pero meses atrás, con el GNC por debajo de los 18 pesos y la súper en torno a los 50, la diferencia era aún mayor.

En todo caso, además de esa situación, hoy también entra a tallar otro tipo de circunstancia. Es que muchos vehículos de entrada de gama y de baja cilindrada, tienen consumos de combustible muy por debajo de lo que hace pocos años atrás tenían esos mismos autos.

Así, con motores más eficientes, muchos propietarios directamente prefieren mantener sus vehículos a nafta y originales y de esta forma evitar una inversión que en ningún caso baja de los 35 mil pesos, para equipar un motor y luego esperar amortizar el equipo. Actualmente para un propietario que realiza unos 2.000 mil kilómetros por mes, un equipo de GNC se amortiza en un plazo aproximado de ocho meses.

Precios 
Más allá de los datos informados por el Enargas hasta el cierre de 2019, el punto será ver ahora cómo evolucionan los precios de los combustibles.

La semana pasada, el presidente Alberto Fernández, frenó horas antes un incremento del cinco por ciento en el precio de las naftas que ya tenía pensado aplicar YPF. También se dispuso posponer el impuesto a los Combustibles que debe actualizarse cada tres meses y que el ex presidente Mauricio Macri había resuelto congelarlo.

Por lo demás, la sub del petróleo de las últimas horas tras el conflicto entre Estados Unidos e Iran por la muerte de uno de los principales hombres del régimen de Teherán, generó una escalada del precio del petróleo cuyo final es aún hoy incierto.

Como dato extra, el Gobierno debe hacer equilibrio entre la necesidad de frenar los aumentos en este caso de un producto básico como el combustible y, por otro, dotar de los incentivos necesarios para lograr inversiones en el yacimiento de Vaca Muerta, clave en la estrategia exportadora de hidrocarburos del país.

Respecto al GNC, las subas que experimentó en el valor de surtidor en los últimos días y que lo llevaron desde 18 pesos a más de 25 pesos el metro cúbico, obedeció a una decisión de mercado de las estaciones de servicio de la ciudad de Córdoba, más que a un aumento del insumo que de hecho se mantiene congelado desde mediados del año pasado, por decisión de Mauricio Macri.

 

Artículos destacados