Construcción: empresas avizoran más retracción y gremio teme por 5 mil despidos

El presidente de la entidad en Córdoba dijo que, más que el panorama actual, preocupan los próximos meses. En tanto, la Uocra aseguró que, sin obras nuevas, habrá masiva destrucción de sempleo. Pesimismo del gremio por las PPP, sobre las que hay marcada expectiva empresarial

El presidente de la Cámara Argentina de la Construcción (CAC) Delegación Córdoba, Marcos Barembaum, se mostró pesimista respecto del futuro inmediato de la actividad pese a que, en la actualidad, la situación no luce crítica.
El dirigente habló con Comercio y Justicia en el marco de la Quinta Jornada de Infraestructura, organizada por la entidad, que se llevó a cabo ayer en el Hotel Sheraton bajo la consigna “El camino para el desarrollo”.
Respecto del empleo, dijo que por ahora los datos no son contundentes pero que el panorama no es alentador. De hecho, según los últimos datos oficiales conocidos ayer, la cantidad de trabajadores registrados en la industria de la construcción en la provincia tuvo una caída de 3,3 por ciento en agosto respecto de julio, y profundizó así la contracción iniciada en mayo, luego de que se empezaron a sentir los primeros efectos de la corrida cambiaria y la devaluación.
Según el informe del Instituto de Estadística y Registro de la Industria de la Construcción (Ieric) -con base en la información provista por la Obra Social del Personal de la Construcción y del Seguro de Vida Obligatorio-, la cantidad de puestos de trabajo registrados en esta actividad en Córdoba fue de 33.692 personas, en agosto.

Así, en valores absolutos, 1.142 personas que estaban ocupadas en esta industria durante julio se quedaron sin empleo, ya que los trabajadores registrados sumaban 34.834 el mes anterior.
“Los datos aún no reflejan la caída que estimamos se va a producir en los próximos meses”, señaló Barembaum.
En tanto, el titular de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (Uocra) Córdoba, Néstor Chavarría, coincidió con el empresario. “Hoy todavía no se observa una caída importante del empleo pero estimamos que en los próximos meses el panorama irá empeorando”, indicó a este medio.
En ese sentido, consideró que la crisis puede impactar en la destrucción de unos 5 mil puestos de trabajo sólo en la Delegación Córdoba, que incluye la ciudad capital y Punilla, entre otros. Esa área tiene registrados unos 18 mil empleos.
El gremio teme que la expectativa puesta en los contratos de Participación Público Privada (PPP) firmados entre el Gobierno y diferentes consorcios privados, particularmente enfocados en esta instancia en obras viales, termine fracasando.
“Nos preocupa que se caigan por el impacto de la causa de los ‘cuadernos’. La mayoría de los que ganaron (contratos) está investigada por la Justicia”, advirtió Chavarría.
Por su parte, Barembaum apuntó más a la desaceleración de la inversión pública en obras. “Hay un recorte de la inversión en obras que está reflejada en el Presupuesto y hay mucha expectativa puesta por el Gobierno en las PPP que deberá reflejarse en los hechos”, dijo.
El dirigente admitió que hay una desaceleración en la obra pública y una caída en la privada. Sin embargo, es la primera la que tracciona principalmente el empleo en estas circunstancias.
Respecto a los pagos, aseguró que si bien hubo algún retraso, en general se mantienen. En el caso de la Provincia, complementados por el crédito del Banco de Córdoba a contratistas por certificación de obra.

Son 5 mil millones de pesos afectados a ese fin. En las últimas horas, ese cupo se amplió a otros 3 mil millones.
Con todo, hay sustentado temor de que, una vez que concluyan varias de las obras en marcha a cargo del Gobierno provincial pero de hecho también de Nación y municipio, la caída sea contundente.
Al respecto, Chavarría recordó que, salvo los proyectos en marcha como la conclusión de Circunvalación y gasoductos, entre otros, no se avizoran iniciativas importantes en lo inmediato.
“Creemos que una vez que se concluyan esas obras, antes de las elecciones, después habrá una caída importante del empleo porque no vemos que se liciten nuevos proyectos”, estimó.
En tanto, Barembaum trazó un panorama similar aunque prefirió ser cauto respecto al impacto de las obras licitadas bajo la figura de la PPP.
Sobre ese punto, reclamó que el Gobierno nacional no se incline plenamente hacia esa herramienta y mantenga la inversión pública mediante las licitaciones por la vía tradicional.
En ese marco, recordó que la PPP por ahora sólo alcanza grandes proyectos de inversión y a pesos pesados del sector, pero dejan fuera a pymes de la construcción que apuntan a iniciativas de menor volumen.

“Cuadernos”
Por lo demás, Barembaum también hizo referencia en el discurso de apertura de las jornadas al tema de la denominada causa de los “cuadernos”, que involucra en supuestos hechos de corrupción a las principales empresas nacionales del sector. En ese sentido, pidió diferenciar y no incluir todas en la misma consideración, al tiempo que confió en que el tema decantará y no afectará de manera contundente la actividad en el sector.
La causa de los cuadernos y su impacto en todos los frentes fue uno de los temas centrales en las charlas informales entre los participantes del encuentro, que sumaron más de 350 personas que “coparon” el salón princial del Sheraton.

Financiamiento
Entre los diferentes paneles organizados para la ocasión, hubo uno focalizado en el financiamiento de la infraestructura.
Tanto Fernando Lago, director Ejecutivo de la CAC, como el director Representante Encargado CAF (Banco de Desarrollo de América Latina), coincidieron en el enorme recorrido que queda respecto a inversiones en el área en el país.
Ambos ponderaron las PPP como alternativas válidas de financiamiento.
Sin embargo, Lago abogó por incentivar que el flujo de inversiones financieras pueda ser movilizado a aportes en infraestructura, para lo cual se pronunció por el diseño de un bono atado a determinados proyectos que otorgue una rentabilidad tal que impulse esos capitales a invertir en determinadas áreas.
Por su parte, Daza señaló que Argentina es el país donde mayor inversión se movilizó mediante fondeo de ese organismo multilateral.
En ese sentido, dijo que hay numerosos proyectos en carpeta, incluso vinculados con Córdoba.
En otro panel relacionado al tema de Transporte, Raúl Hermida de la Bolsa de Comercio, recordó la trascendencia de mejorar la infraestructura para reducir costos logísticos (hoy claves en todo el mundo) y apuntalar así la competitividad.

Córdoba promete no frenar

 El ministro de Obras Públicas y Financiamiento, Ricardo Sosa, aseguró que la Provincia buscará sostener el ritmo de obra, a fuerza de mantener el superávit propio y la obtención de fondeo, en este caso no del mercado de capitales (hoy cerrado para el país por las altas tasas a convalidar) sino mediante el crédito de organismos multilaterales o fondos de inversión. “Hoy ese financiamiento es a una tasa muy baja, tenemos varios frentes abiertos”, aseguró a este medio. Sosa expuso ayer en el cierre de la Jornada de Infraestructura. Dijo que la continuidad de los planes de obra a futuro dependerá en buena medida de si el Gobierno nacional logra encauzar la macroeconomía para poder abrir nuevamente los mercados. “Nosotros por ahora vamos a mantener los frentes en marcha”, completó.

Para más información ver

El empleo en el sector cayó 3,3% en agosto, según el Ieric

Artículos destacados