Condicionan Juez y la UCR llamado de Schiaretti a nueva reforma previsional

El líder del Frente Cívico, Luis Juez, y el titular del Comité Provincia del radicalismo, Anselmo Bruno, condicionaron la participación de esas fuerzas políticas en un debate para avanzar en una nueva reforma previsional en Córdoba que permita morigerar el déficit crónico de la Caja de Jubilaciones.

No obstante, ambos referentes de las fuerzas políticas que conforman las dos primeras minorías en la Unicameral, admitieron la necesidad de reducir el rojo del organismo previsional que cerró 2009 en $1.160 millones.

Juez y Bruno respondieron así la convocatoria que realizó ayer el gobernador Juan Schiaretti en el marco del discurso de apertura de un nuevo período de sesiones ordinarias de la Legislatura.

“Todos sabemos que el talón de Aquiles de las finanzas provinciales es el endémico déficit de la Caja de Jubilaciones, (…) imposible de sostenerse en el mediano plazo”, señaló el mandatario en un discurso que se extendió por casi una hora y que abordó diferentes aspectos de gestión.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

En ese contexto, Schiaretti recordó que su Gobierno encaró la reforma previsional en 2008 con la que se buscó avanzar en un esquema para “proteger el sistema jubilatorio cordobés”.

Al mismo tiempo, “acató (el Gobierno) el fallo del Superior Tribunal de Justicia de la Provincia de diciembre pasado que sienta criterios claros sobre la solución del problema”.
En la misma línea, el mandatario dijo que, en función del acuerdo alcanzado con la Nación para financiar el déficit de la Caja por 2010 y 2011, “podríamos eludir el tema (de una nueva modificación), o como tenemos mayoría legislativa impulsar nosotros una reforma previsional”.

No obstante, indicó que, por tratarse de una “cuestión institucional muy compleja y delicada, no puede ser decidida ni por el Gobierno ni por el partido del gobierno”.

“Exige una verdadera política de Estado para resolverse. Es preciso que esa política surja del debate y el consenso de las fuerzas políticas, los trabajadores, y las fuerzas sociales de Córdoba”, completó.

Luego de considerar “inaceptable” que en un régimen que “se dice solidario”, haya haberes de $24 mil y otros que no superan los mil y anticipar que se elevará la mínima a mil pesos, el gobernador convocó al debate, “para que además de analizar las disparidades que hemos apuntado, donde los más se sacrifican en beneficio de los menos, se debata con el objetivo de garantizar, en forma definitiva, la solvencia del Estado Provincial para el siglo XXI”.

La reforma latente

La intención oficial, deslizada por el mandatario en su discurso, es avanzar en un nuevo cálculo del haber jubilatorio y que el 82% móvil se tome del haber neto del trabajador en actividad y no del bruto, como hasta ahora.

Esa posibilidad que implicaría una reducción de los haberes futuros, quedó abierta tras el fallo del Tribunal Superior en el caso Emma Esther Bossio. La alternativa de ir por una nueva reforma ya había sido esbozada por el mandatario. No obstante, no cargará con el costo político de semejante cambio y buscará que sea el arco opositor que competirá con Unión por Córdoba en 2011 el que también comparta el desgaste, más allá de que el tema requiera de un profundo consenso.

Que se haga cargo

“Que primero reconozca que fueron las políticas de (José Manuel) de la Sota y de él (

Artículos destacados