Con una tasa promedio de 7,2%, el Gobierno tomará deuda por 16.500 millones de dólares

LÍNEA ABIERTA. La cartera que conduce Alfonso Prat Gay destacó la nueva alternativa de fondeo.

El ministro de Hacienda y Finanzas anunció los resultados obtenidos para la nueva colocación de bonos en el mercado externo. Los principales inversores provienen de Estados Unidos y Europa, Medio Oriente y Latinoamérica.

El ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, anunció ayer que el Gobierno nacional tomará deuda por 16.500 millones de dólares por la colocación de bonos nacionales, a una tasa de interés promedio de 7,2 por ciento.

El ministro afirmó en conferencia de prensa que el Gobierno tenía la posibilidad de «tomar hasta el doble” de los 16.500 millones de dólares aceptados ayer, pero se manifestó convencido de que “la tasa de interés va a seguir bajando” y la decisión finalmente permitirá “no ahogar el acceso al crédito a otros sectores”.

“Se trata de la colocación más grande en la historia de la Argentina y la comisión mas baja, de 0,18%», según destacó Prat Gay en conferencia de prensa. «Nos ahorramos 4 puntos de tasa de interés», subrayó al respecto el funcionario, y agregó que “no hay ningún riesgo de litigios”.

En cuanto a la composición de los fondos inversores que adquirirán la nueva emisión de bonos, la mayor parte pertenece a Estados Unidos y a inversores europeos.
También se presentaron interesados de Medio Oriente y de Latinoamérica, según detalló el titular de la cartera de Hacienda.

Fondos
La toma de deuda tendrá como destino principal el pago a los fondos buitre -US$9.300 millones, según lo acordado en la justicia norteamericana-.

Prat Gay indicó que se lograron 220 acuerdos con distintos tenedores de bonos que no habían ingresado en los canjes de la gestión anterior y que, al decidir cancelar el pago en efectivo, se logró la quita de intereses por 40% del total de la deuda asentada en la sede judicial neoyorquina.

Además, el acuerdo respaldado por las resoluciones de la Cámara de Apelaciones de Nueva York permitirá abonar lo adeudado a tenedores de bonos de los últimos canjes que no podía cobrar, debido a los embargos.

En tanto, el saldo de la nueva emisión será destinado a obras de infraestructura y a gasto social, tal como informó el Gobierno nacional con anterioridad.

“Éste es el primer paso para la incorporación de Argentina al mundo. Con este pago salimos definitivamente del default de 2001 y de 2014”, explicó Prat Gay.

Además, dijo el ministro, “el acceso al crédito nos permite evitar cualquier tipo de ajuste, sea este el ajuste inflacionario y el ajuste del gasto público”, aseguró, en conferencia de prensa realizada el día de ayer a las 17.

Expectativas
El ingreso al mercado de capitales internacional genera amplias expectativas en el resto de las provincias y en las empresas (ver página 3), que podrán volver a colocar deuda a una tasa más accesible, según calcula el Gobierno nacional y también los gobernadores.

En tanto, la confianza que generó el resultado de esta operación en el mercado bursátil impulsó con fuerza este martes el índice Merval, que trepó 4,9%, a 13.834,61 unidades.
En ese marco, las acciones petroleras fueron las que lideraron las alzas, ayudadas además

por un fuerte avance del crudo. Petrobras ganó 8,4%; YPF, 6,5%; Aluar, 6%; y Telecom, 5,9%.

Además, los bancos escalaron hasta 5%.

Más moderadas fueron las subas en los títulos públicos en dólares: el Discount progresó 1,8%; el Bonar 2024, 1,3%; y el Bonar, 0,7%.

Perspectivas
Abril, complicado en cuanto a precios

El ministro Prat Gay alertó ayer sobre que «abril es un mes muy complicado en términos de inflación», aunque aclaró que impactará «fundamentalmente en la región metropolitana por el reflejo de los aumentos tarifarios».

«Abril es un mes muy complicado para todos en términos de inflación, pero fundamentalmente para los que estén en la región metropolitana», afirmó Prat Gay durante la conferencia de prensa realizada en la Casa de Gobierno con motivo de la colocación de los nuevos bonos.

El ministro explicó que «el índice de precios de la ciudad de Buenos Aires reflejará el aumento de tarifas con un salto muy importante, de una sola vez». En cambio, en los índices provinciales que hay disponibles «el ritmo de inflación es mucho menor porque en el resto de las provincias no ha habido un aumento ni siquiera parecido en las tarifas».

Según la visión de Prat Gay, el programa fiscal del Gobierno nacional tiene un componente de programa financiero “que vamos a anunciar la semana que viene y es compatible con un programa monetario que permita una drástica caída de la inflación (mensual) hacia la segunda mitad del año, que estará más cerca del 1 que del 2 por ciento».

Artículos destacados