Con un gesto fuerte, el Gobierno revisará el Indec

En el marco del proceso de “diálogo abierto” convocado por la Presidenta, el Gobierno nacional ofreció ayer una señal que responde varios reclamos de diferentes sectores.
A través de un decreto colocó al Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), cuyo índice de precios es cuestionado desde enero de 2007, bajo la órbita directa del ministro de Economía, Amado Boudou. Además, dispuso la conformación de un consejo de académicos -que revisará lo actuado desde 1999 y asistirá técnicamente al organismo- y otro consejo de usuarios que opinará sobre su trabajo. De todas maneras, no se anticiparon los plazos en que podrían realizarse transformaciones en el trabajo del Indec.
Amado Boudou anunció los cambios en una conferencia de prensa. Allí indicó que el organismo abandonará la órbita de la Secretaría de Política Económica -del Ministerio de Economía- para pasar a depender directamente del titular del Ministerio. Según explicó, el objetivo de este cambio es “el fortalecimiento institucional” del Indec y “poner fin a cualquier controversia que se hubiese generado por la producción de este organismo”.

Para este traspaso se creará el cargo de Director Técnico del Indec, que será ocupado por Norberto Itzcovich, un hombre a quien le atribuyen cercanía al secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno. Boudou explicó su designación en función de sus “17 años” de carrera en el organismo. “No creo en las recetas mágicas que desde afuera vienen a marcar cómo se tienen que hacer las cosas, pero sí en los cambios profundos que se hacen desde adentro de las organizaciones”, argumentó.
Los anuncios de Boudou incluyeron dos innovaciones importantes. Por un lado, la creación de un Consejo Académico de Evaluación y Seguimiento de los diversos programas de trabajo que elabora el Indec, integrado por representantes de por lo menos tres universidades públicas nacionales.
El decreto firmado por la Presidenta dispuso que este Consejo evaluará “la elaboración, aplicación y pertinencia” de la metodología utilizada para la confección del Índice de Precios al Consumidor (IPC), el más polémico de los indicadores elaborados por el organismo, con impacto sobre otras mediciones. El resultado de esta evaluación será enviado al Congreso. Sobre esta evaluación, el ministro no excluyó que pudiera modificar los datos aportados durante la última década, pues aseguró que la revisión se hará “con todas las consecuencias que ella supone”.

Este Consejo Académico tendrá también, según Boudou, una tarea “permanente”: asistir, evaluar y proponer al Indec sobre cuestiones metodológicas. Se abre así, entonces, una importante puerta para introducir transformaciones en los relevamientos más polémicos del organismo, como el IPC.
La segunda innovación fue la incorporación de un Consejo de Observación Económica y Social en materia de estadística, integrado por representantes de los sectores primario, secundario, comercial, de servicios, de los trabajadores y de los usuarios y consumidores. Su labor será opinar y evaluar, desde su perspectiva sectorial, la información estadística generada.

LO

Artículos destacados