Con otro DNU, el Gobierno paga deuda con reservas

La presidenta Cristina Fernández anunció la derogación del Fondo del Bicentenario por el “grado de judicialización” al que fue sometida la medida, al tiempo que emitió un decreto común para el pago con reservas de las deudas con los organismos multilaterales y un nuevo decreto de necesidad y urgencia (DNU) para el cumplimiento de los compromisos con tenedores privados que vencen este año.

La decisión, anunciada por la jefa de Estado en el marco del discurso de apertura de un nuevo período de sesiones ordinarias del Congreso, comenzó a efectivizarse ayer mismo luego de que el Banco Central habilitó sendas cuentas a nombre del Tesoro. Anoche, el ministro del Interior, Florencio Randazzo, aseguró que los fondos ya habían sido transferidos.

Según fuentes citadas por la agencia Telam, el directorio tomó la decisión tras recibir “dictamen positivo” del área jurídica de la entidad con respecto al tema. Las mismas fuentes señalaron que el paso siguiente será la concreción del depósito.

El anuncio de la Presidenta fue duramente cuestionado por la oposición. En ese marco, la UCR anticipó que rechazará el DNU en el Congreso.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

En tanto, el PRO y la Coalición Cívica (CC) se presentarán hoy en la Justicia para pedir que se deje sin efecto el nuevo decreto.

En un discurso que se extendió por 90 minutos, la Presidenta eligió un eje discursivo en el que se refirió a un “país real” y a otro “país virtual o mediático”.

“He visto que en los últimos tiempos han surgido como dos países. Un país real que ha permitido, por ejemplo, que se batan récords como no hacía años en la Argentina” y “otro país, al que yo denomino país virtual o mediático, en el cual suceden cosas horribles, en donde nada está bien, en donde todo está mal”, definió.

Sobre esa base, Cristina avanzó en el análisis de diferentes indicadores económicos y sociales y distinguió los datos de la realidad de los difundidos por los medios al tiempo que reivindicó el “modelo” impuesto desde 2003.

En ese marco, repasó los logros de su gestión y punteó algunos anuncios (ver aparte) hasta avanzar ya sobre el cierre del discurso con la situación de default en que incurrió el país en 2002 y desembocar luego en la necesidad de utilizar reservas de “libre disponibilidad” para cancelar deuda.

Sobre ese particular, la jefa de Estado anunció la instrumentación de tres medidas “en el marco de las facultades que me competen”.

“He derogado, con acuerdo general de ministros, el decreto 2010 del Fondo del Bicentenario porque el grado de judicialización alcanzado había desnaturalizado absolutamente las facultades que son propias del Poder Legislativo y del Poder Ejecutivo”, señaló Cristina.

Acto seguido, anticipó: “He firmado también otro decreto simple en virtud de las facultades que se establecieron en la ley cuando se pagó (la deuda) al FMI y que permite pagar (con reservas) a los organismos multilaterales de crédito, con lo cual no se requiere ninguna medida más que un decreto del Poder Ejecutivo”.

Esa decisión involucra fondos por 2.187 millones de dólares.

Por último, Cristina anunció la decisión “en acuerdo general de ministros, con discriminación absoluta de lo que se va a pagar”, de afectar 4.187 millones de dólares “de

Artículos destacados