Comercios acusan baja de 50% en ventas y reclaman medidas

La Cámara de Comercio de Córdoba (CCC) y la Federación Comercial (Fedecom) admitieron caídas de hasta el 50 por ciento en las ventas en determinados rubros y reclamaron medidas oficiales que apuntalen el consumo para “mejorar el humor social” y “recomponer las expectativas” frente a la crisis.
Los titulares de ambas entidades se reunieron ayer con el ministro de Industria, Comercio y Trabajo, Roberto Avalle, quien los convocó al encuentro para “conocer la situación del sector”, según admitieron fuentes oficiales.
En ese contexto, Mario Campisse, titular de la Cámara de Comercio, indicó a este medio que las ventas en algunos rubros se desplomaron hasta un 50 por ciento.

“Los primeros quince días de noviembre han registrado caídas muy marcadas en sectores como electrodomésticos y materiales de construcción donde se observan bajas de hasta el 50% en las ventas”, señaló Campisse.
En ese marco, el dirigente reclamó medidas para “recuperar el consumo” que, según consideró, decayó principalmente producto de la “falta de confianza” de la gente más que por escasez de dinero.
Aunque evitó profundizar sobre qué tipo de medidas requirieron a Avalle, trascendió que tanto la Cámara como Fedecom, reclamaron créditos blandos del Banco de Córdoba y planes largos y a baja tasa con tarjeta.

En ese sentido, fuentes de la entidad financiera aseguraron a Comercio y Justicia que Cordobesa mantiene planes de hasta 24 cuotas en determinados comercios.
Por su parte, Martos coincidió en la necesidad de apuntalar el consumo vía crédito. “Hace falta una inyección de humor”, consideró.
En tanto, Campisse admitió que muchos comercios preparan ofertas especiales, sobrestockeados por la falta de ventas en determinados rubros.

SUBSIDIOS
Aunque no fue tema central del encuentro con Avalle, tanto Fedecom como la Cámara de Comercio sondearon la posibilidad de extender los subsidios que la Provincia anunció para pymes industriales con procedimiento de crisis, también al sector comercial. No obstante, las entidades aguardan con cierta expectativa un repunte en las ventas para diciembre a partir de la proximidad de las fiestas. “Sólo hubo adelanto de vacaciones. Por ahora ni despidos ni suspensiones masivas”, aseguran desde ambas entidades.

Artículos destacados