Comercio bilateral: nuevo mecanismo para revertir déficit

El canciller brasileño, José Serra, fue recibido por Macri y por su par argentina, Susana Malcorra. Firmaron un entendimiento para corregir los desbalances del intercambio comercial de los últimos cinco años.

Los cancilleres Susana Malcorra y José Serra -éste, de Brasil- acordaron ayer un nuevo mecanismo de diálogo bilateral que tendrá entre sus principales objetivos revertir el retroceso de más de 40 por ciento registrado en el intercambio durante los últimos cinco años y modificar el creciente desbalance, que implicó un déficit para Argentina de 1.300 millones de dólares en el primer cuatrimestre de 2016, a raíz de importaciones en alza y exportaciones en caída, producto de la crisis brasileña.

El Mecanismo de Coordinación Política quedó establecido en un memorando de entendimiento firmado en el Palacio San Martín, donde Malcorra recibió a Serra, quien a dos semanas de haberse hecho cargo de la diplomacia brasileña eligió a Argentina como primer destino en reconocimiento al gobierno de Mauricio Macri del proceso institucional dispuesto en Brasil para resolver la crisis política que desembocó en la suspensión de la presidenta Dilma Rouseff.

Serra también fue recibido por el presidente Macri en Casa de Gobierno, como una señal inequívoca de la importancia que tiene también para la Argentina el vínculo con Brasil.
El mecanismo tendrá como objetivo el intercambio de la agenda bilateral y regional para seguimiento de proyectos estratégicos de integración, especialmente en las áreas de comercio, energía, ciencia, tecnología e innovación, defensa e industria aeronáutica.

La necesidad de reactivar el espacio de diálogo en materia de comercio bilateral era esperado por varios sectores productivos argentinos, preocupados ante una eventual apertura indiscriminada de las importaciones a partir del nuevo sistema de administración del comercio y a los excedentes exportables que generó la crisis en Brasil, que podrían terminar en Argentina.

Ese temor comenzó a cristalizarse en la relación comercial que, marcada en los últimos años por la recesión y la falta de crecimiento en ambos países, adquirió una nueva tendencia a partir de la profundización de la crisis en Brasil, que perjudicó casi todos los rubros que Argentina exporta a ese país.

Intercambio comercial
De los 39.600 millones de dólares que los países comerciaban en 2011, el intercambio se redujo a 23.083 millones de dólares. El año pasado, la balanza fue deficitaria para Argentina en 2.515 millones de dólares, cantidad muy superior de la del comercio casi equilibrado de 139 millones de dólares a favor de Brasil que se había alcanzado en 2014.

Las exportaciones hacia Brasil cayeron en 2015 más del doble de lo que lo hicieron las importaciones, con variaciones acumuladas de -27,3 y -10,4 por ciento, respectivamente.

En el primer cuatrimestre del año, en cambio, las exportaciones continuaron en retroceso pero las importaciones aumentaron y determinaron un déficit para Argentina de 1.388 millones de dólares, además de una caída del intercambio de 6,1 por ciento.

Las ventas al país vecino disminuyeron en el período 25,1 por ciento y las compras aumentaron 0,8 por ciento, pero en abril la brecha se amplió, al caer las exportaciones 17,2 por ciento y crecer las importaciones 4,2 por ciento, en términos interanuales, lo que determinó un déficit mensual de 276 millones de dólares, más del triple de los 71 millones registrados durante el mismo mes de 2015

De acuerdo con el análisis, el crecimiento del déficit se explica por la crisis brasileña y un deterioro de la competitividad (aún pese a la apreciación nominal del real, que se encuentra 15% por debajo del pico de enero, y a la devaluación del peso) que dificultan el panorama para las exportaciones a Brasil; y por otro lado un crecimiento en los saldos exportables brasileños debido a la contracción de su mercado interno, que alientan más exportaciones.

Artículos destacados