Club de París: ponen sobre la mesa beneficios a firmas europeas

La presidenta Cristina Fernández aseguró ayer en su visita a Alemania que Argentina “tiene vocación de pagar la deuda con el Club de París”, al cual el país le debe 6.700 millones de dólares y que resulta el único pasivo en default tras las reestructuraciones de 2005 y 2010. De todas maneras, la mandataria reclamó también que sean contemplados en la negociación los beneficios fiscales, préstamos y promociones que el Estado nacional brindó en los últimos años a las empresas europeas radicadas en el país.

La jefa de Estado argentina se reunió ayer con la canciller alemana, Angela Merkel, a quien le manifestó la intención de avanzar en las negociaciones con el Club, en el cual Alemania es el mayor acreedor de Argentina y uno de los que más dura posición sostuvo en los últimos años.

El Club de París es un foro informal de acreedores oficiales y países deudores que coordinan formas de pago y renegociaciones de deudas externas de las naciones e instituciones de préstamos.

Actualmente, el grupo está integrado por países acreedores permanentes como Alemania, Australia, Austria, Bélgica, Canadá, Dinamarca, Estados Unidos, España, Finlandia, Francia, Irlanda, Italia, Japón, Noruega, Rusia, Países Bajos, Reino Unido, Suecia y Suiza.

El Gobierno nacional pretende negociar para comenzar a saldar esa deuda, porque ésta sigue nfluyendo en las calificaciones de los bonos soberanos y también repele inversiones. Pero Alemania, Estados Unidos y Suiza quieren conocer antes un ofrecimiento oficial en cuanto a la forma de pago. Y allí Argentina se opone a recibir una auditoría previa del FMI, como exigen los países europeos.

En ese marco, la Presidenta consideró que “en la renegociación con el Club se deben contemplar las inversiones” y los “beneficios fiscales” que favorecen las empresas de los países integrantes radicadas en Argentina.

La mandataria destacó que el país permite a ellas girar utilidades a sus casas centrales, con base en los beneficios fiscales, préstamos y promociones. “Creemos que esto también tiene que ser contemplado. Todos sabemos que el Club de París tiene más que nada préstamos vinculados con las actividades empresariales a través de sus agencias de inversión”, sostuvo la mandataria.

Artículos destacados