Club de París: esperan conciliar la deuda en enero y analizan usar reservas

Desde Francia, Amado Boudou estimó que los números estarán cerrados dentro de 40 días. Hay grandes diferencias relativas al plan de pago.

En momentos en que se encuentra en Europa para avanzar en las negociaciones con las autoridades del Club de París por la deuda que Argentina mantiene con esa entidad, el ministro de Economía, Amado Boudou, consideró que la decisión en torno al monto de los débitos debería estar tomada antes de que concluya “la tercera semana de enero”. Asimismo, señaló que el Gobierno no descarta usar reservas para pagar a esos acreedores.

El titular de la cartera económica realizó una visita relámpago a París. Acompañado por el secretario de Hacienda, Hernán Lorenzino, y el subsecretario del área, Adrián Cosentino, ayer fue recibido por el titular del Club de París, Ramón Fernández, y la número dos de la entidad, Delphine D’Amarzit. También se entrevistó con su par gala, Cristine Lagarde.

Tras esos encuentros, estimó que “en la tercera semana de enero” tienen que estar definitivamente conciliados los números de la deuda con el Club de París. Ése es uno de los grandes debates con los países europeos, junto al plazo de pago que tendrá Argentina.

Si bien hay acuerdo en que el capital adeudado es de 6.050 millones de dólares, la discusión pasa por los punitorios e intereses, que podrían llevar la deuda a entre 7.500 y 9.000 millones.

“En un principio debemos conciliar, pues no hay que olvidar que desde 2001 no hay pagos. La suma es 6.050 millones de dólares de capital vencido a fin de 2001, más los intereses desde ese momento. Ahora hay que conciliar los números, no hay nada decidido”, explicó el ministro, al tiempo que consideró que esa tarea “es eminentemente técnica, no política”.

Con relación a los plazos de pago, Argentina pretende pagar a seis años, en cuotas vinculadas con el crecimiento económico, y el Club de París dejó trascender que aceptaría sólo hasta 18 meses si no hay intermediación del Fondo Monetario (FMI), como pretende el Ejecutivo nacional. “No hay decisión al respecto sino que se ha empezado a avanzar, hay disposición de avanzar rápido, hay 19 países involucrados pero los dos mayores acreedores son Japón y Alemania”.

Según la prensa francesa, fuentes del Club de París estimaron que “entre febrero y marzo” debería estar acordada la forma de pago. Sin embargo, el ministro evitó dar mayores precisiones  sobre esos plazos.  Boudou reconoció estos puntos en discordia y consideró que, “una vez acordado el plan de pagos, buscaremos la fuente más adecuada” para saldar la deuda.

Aunque no lo confirmó, el titular del Palacio de Hacienda sugirió que se usarán reservas, ya que “fue un mecanismo  exitoso, a pesar de la actitud negativa de la oposición”. Según el ministro, “el tiempo” le “dio la razón” al Poder Ejecutivo sobre el uso de fondos del Banco Central para pagar deuda externa.

Artículos destacados