Club de París: Argentina ya no dependerá de sus reservas, aseguran

Tomasevich. Brindó un optimista análisis.

Luego del acuerdo con ese grupo de acreedores, especialistas sostienen que el país podrá salir al mercado de créditos, lo que aliviará la actual carga sobre los fondos del BCRA.

El CEO de la banca de inversión Puente, Federico Tomasevich, aseguró que Argentina podrá salir pronto al mercado de créditos internacional para encarar proyectos de infraestructura e incluso cumplir con vencimientos de deuda, por lo que dejará de depender exclusivamente de las reservas del Banco Central de la República Argentina (BCRA).

“Somos muy optimistas sobre que Argentina próximamente estará teniendo ingreso de divisas por la cuenta capital, lo que ayudará a resolver -entre otras cuestiones fundamentales- la posibilidad de que empresas, provincias, municipios y el Estado nacional puedan financiarse en el mercado internacional de deuda a plazos más largos y a menores costos”, vaticinó.

Tomasevich evaluó que el acuerdo con el Club de París -para el pago de una deuda de US$9.700 millones de dólares en cinco años- “es una muy buena noticia”, y “pasó a ser una de las cuestiones resueltas con el caso YPF, las demandas en el Ciadi y la compostura de las estadísticas de inflación del Indec”.

Ahora, según el banquero, lo último que queda es el conflicto con los holdouts, conflicto judicial que puede resolverse el próximo 12 de junio cuando la Corte Suprema de Estados Unidos confirme si toma o no el caso para su análisis y resolución.

“Nosotros estamos convencidos de que el proceso judicial se dilatará en el tiempo, generando que se venzan las cláusulas RUFO (que impiden que Argentina negocie con bonistas que no entraron al canje en mejores condiciones que los que sí ingresaron), lo cual es muy positivo para el país”, dijo Tomasevich.

Según agregó, con el acuerdo con el Club de París y más aún con buenas novedades desde la Justicia estadounidense “bajará el riesgo país y los mercados de financiamiento internacional para la Argentina serían una realidad”.

Y concluyó: “Esto es un paso muy importante para que Argentina deje de ser dependiente de sus reservas del BCRA, ya que un país con crédito no depende de sus reservas sino justamente de su crédito”.

Artículos destacados