Cayó en 2018 la venta de combustibles en Córdoba y esperan suba de precios de 27% en el semestre

En diciembre, bajaron todos los productos. En tanto, en el año, hubo un descenso de gasoil y GNC pero un leve incremento del volumen en naftas. El insumo de mayor octanaje perdió peso. Facturación de estaciones, por encima de la inflación. Proyecciones del crudo y del dólar presagian nuevas subas de precios

La venta de combustibles en la provincia de Córdoba mostró en 2018 una retracción respecto al año anterior. No obstante, discriminado por producto, bajaron 3,5 por ciento el gasoil, 4,8 por ciento en el Gas Natural Comprimido (GNC) aunque en el caso de las naftas se produjo un alza de dos por ciento.
Ese resultado final se generó pese a la caída generalizada de los volúmenes de ventas en diciembre: el gasoil bajó 2,2 por ciento, el GNC 1,4 por ciento y las naftas 6,1 por ciento.
Los datos forman parte del habitual informe titulado Sistema Estadístico del Expendio de Combustibles, diseñado y ejecutado por Economic Trends para la Federación de
Expendedores de Combustibles y Afines del Centro de la República (Fecac). En tanto, respecto a los precios, si bien se verificó una baja en el precio del petróleo e incluso del dólar respecto a los picos de cuatro meses atrás, la Fecac estima que los valores en surtidor subirán. De hecho, según proyecciones de ambas variables en función de los contratos a futuro, se estima que los aumentos de precios llegarían hasta el 27 por ciento para julio próximo, según indicó a Comercio y Justicia el titular de la entidad, Gabriel Bornoroni.

“Son proyecciones en base a la lectura de las variables claves a las que hay que sumarle el aumento trimestral del impuesto a los combustibles”, recordó el directivo.
En cuanto a los volúmenes de venta, discriminado por calidad de combustible, el documento confirma una retracción de las ventas de productos premium.
La federación adjudica el declive al fuerte incremento en el precio de los combustibles que derivó en que los usuarios migraran de los productos de alto octanaje a otros más económicos.
Concretamente, según datos de la Fecac, durante 2018 se produjo en la provincia de Córdoba una caída en el consumo de combustibles premium: la participación del gasoil grado 3 en el volumen total de ventas de gasoil se redujo de 37 por ciento entre enero del año pasado y diciembre último.
Por su parte, la participación de la nafta premium en el volumen total de ventas de naftas se redujo de 32,2 por ciento a comienzos de 2018 a 25,7 por ciento al cierre del año.
Respecto a la facturación total de las estaciones de servicios en la provincia, incluyendo combustibles líquidos y GNC, registró en diciembre un incremento de 68 por ciento con relación a igual mes del año anterior, 21,5 puntos porcentuales por encima de la inflación.
En tanto, en 2018, la facturación total fue 54,4 por ciento superior a 2017, también superior al índice de precios minoristas, en este 14,2 puntos porcentuales más alta.

En cuanto a los precios, la Fecac señaló que, en el caso del gasoil y siempre en la provincia de Córdoba, se ubicaron en diciembre 76,6 por ciento por encima del nivel registrado en igual período del año anterior. La referencia es al gasoil grado 2 que llegó a un promedio de 37,09 pesos el litro. En tanto, el diesel grado 3 se ubicó en 43,25 pesos por litro, 76,4 por ciento más elevado que un año atrás.
Asimismo, los precios de las naftas en la provincia estuvieron en diciembre último 67,2 por ciento por encima del nivel registrado un año atrás en el caso de la súper y 66,1 por ciento más para la premium. La primera mostró un valor promedio de 41,9 pesos mientras que la de mayor octanaje llegó a 46,81 por ciento.
Finalmente, el GNC mostró un valor promedio de 18,93 pesos el metro cúbico, 52,4 por ciento más elevado que en diciembre de 2017. De hecho, fue el combustible que menos subió en el período en consideración.
El panorama en la provincia de Córdoba no registró mayores diferencias respecto a la evolución de las ventas a nivel nacional.

Sin embargo, a diferencia de los datos del país que mostraron un 2018 con retracción en los volúmenes de venta de todos los combustibles, en Córdoba las naftas registraron una leve suba.
Por lo demás, el informe de la Fecac y de Economic Trends señala que, al pasado día 14, los precios internacionales del petróleo Brent acumularon una suba de 0,4 por ciento durante los últimos 30 días, alcanzando un nivel 16,4 por ciento por debajo del nivel registrado un año atrás y 31,7 por ciento por debajo del máximo alcanzado en octubre de 2018.
Si se considera que el precio del petróleo es una de las principales variables para determinar el valor de los combustibles junto al dólar que luego de tocar picos de 42 pesos, se ubicó en torno a 38 pesos por unidad, debería producirse una nueva retracción en los precios al público. Sin embargo, la federación supone que eso no ocurrirá a tenor de la evolución de los contratos a futuro del dólar y del petróleo.
Según el informe, el precio de las naftas en Argentina llegó a 1,03 dólares por litro y se ubicó, en enero, por debajo de los precios registrados en la mayoría de los países de la región: Perú 1,07 dólares, Paraguay con un valor de 1,08 dólares, Brasil 1,09 dólares, Chile 1,23 dólares y Uruguay con un precio por litro de 1,70 dólares.
En tanto, el precio del gasoil en Argentina fue de 0,94 dólares por litro y se acercó a los valores de México con 0,97 dólares, Perú un dólar por litro y Uruguay con 1,25 dólares.

En el país
En cuanto a los datos nacionales, durante diciembre de 2018 se produjo una caída en los volúmenes de ventas al público, en comparación con igual mes del año anterior. La baja fue mucho más pronunciada que en Córdoba. En el caso del gasoil llegó a 6,9 por ciento, en naftas a 7,1 por ciento y en el GNC a 10,1 por ciento.
La tónica bajista alcanzó a todo 2018: en el gasoil de 7,2 por ciento, en naftas de 0,4 por ciento y en el GNC, la caída llegó a 6,8 por ciento.
Al igual que Córdoba, la reducción afectó en mayor medida a los productos premium
La participación del gasoil grado 3 en el volumen total de ventas de gasoil se redujo de 39 por ciento en enero de 2018 a 36,8 por ciento en diciembre. En tanto, en el caso de la nafta de mayor octanaje redujo su participación de 33,2 a 26,3 por ciento en diciembre último.
Finalmente, la facturación total de las estaciones de servicios en Argentina, incluyendo combustibles líquidos y GNC fue, durante diciembre de 2018, 64,9 por ciento más elevada que durante diciembre de 2017, incrementándose 20,8 puntos porcentuales por encima de la inflación. Asimismo, en 2018, la facturación total se incrementó 52 por ciento, 12,9 puntos porcentuales mayor a los precios minoristas del mismo período.

Artículos destacados