Cauto entusiasmo industrial por créditos a autopartistas

En momentos en que el sector automotriz -junto al siderúrgico- encabeza el repunte industrial y el comercio de vehículos nuevos y usados alcanza niveles históricos en el país -como en el primer trimestre de 2010-, el Gobierno nacional anticipó que prepara un plan de financiamiento y asistencia para distintos eslabones de esa cadena productiva. El programa implicará la inversión de 300 millones de pesos, provenientes de la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses) -que en el último año aumentó 337% su inversión productiva- y del mercado de capitales.

Las terminales y las autopartistas cordobesas expresaron entusiasmo por la medida porque permitirá responder a la demanda creciente, pero reclamaron también que los fondos se ejecuten plenamente y que el Ejecutivo implemente otras medidas “estructurales” para mejorar la competitividad del sector.

La ministra de Industria, Débora Giorgi, se reunió ayer con representantes de las asociaciones de Fábricas de Automotores (Adefa) y de Fabricantes de Autocomponentes (Afac), a quienes les adelantó los lineamientos generales del Programa Nacional de Desarrollo Autopartista que prepara el Gobierno, que beneficiará las terminales y las autopartistas.

Según difundió el ministerio mediante un comunicado, el programa involucrará aproximadamente 300 millones de pesos y será presentado por la presidenta Cristina Fernández en la última semana de abril, junto al titular de la Anses, Diego Bossio.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

Gorgi afirmó que se busca fortalecer la industria autopartista para agregarle competitividad y poder acompañar y sostener el proceso de integración creciente en la producción nacional de vehículos.

Según consignaron en la cartera de Industria, el programa plantea el acompañamiento estatal para salvar las diferencias estructurales e integrar las empresas terminales con las autopartistas. Así se fortalecería, desde el financiamiento, el proceso de nacionalización de piezas, de asignación de nuevos modelos y de expansión y modernización de la producción.

Optimismo y cautela
Las terminales y autopartistas locales analizaron con moderado entusiasmo la implementación de este programa.

El titular de Fiat Auto Argentina, Cristano Ratazzi, quien participó de la reunión con la ministra Débora Giorgi, consideró que el anuncio “es una buena noticia” para el sector. Indicó además que el financiamiento estará destinado mayormente a las autopartistas y evaluó que ese destino de los recursos “es importante para las terminales, porque necesitamos que estas empresas puedan realizar inversiones para atender la demanda que estamos teniendo, puedan ampliar sus plantas y podamos producir nuevos modelos”.

El empresario descontó que buena parte de los fondos estarán destinados a firmas locales, “porque Córdoba es una las provincias más importantes en este sector”.

Por su parte, Emilio Etchegorry, de la Cámara de Industriales Metalúrgicos de Córdoba, consideró que el programa de financiamiento “es bienvenido” por el sector. De todas maneras, expresó sus dudas con respecto a que los 300 millones “sean ejecutados plenamente” y reclamó además que la competitividad del sector sea mejorada en otros aspectos, como el impositivo, el precio de los insumos y los reclamos salariales.

Artículos destacados