Cautela ante el plan de obras públicas de Nación

Ante el freno de la actividad y la caída de empleos, el plan de obras públicas recientemente anunciado por el Gobierno nacional puede ser un fuerte espaldarazo para la construcción. Empresarios y sindicalistas cordobeses expresaron su acuerdo con la medida, pero la tomaron con expectativa y cautela.
“No es nada extraordinario si uno toma en cuenta que ya se invertían 20.000 millones de pesos por año en obras públicas y ahora se han anunciado 71.000 millones para tres años”, señaló Mario Buttigliengo.
Por su parte, Néstor Chavarría consideró que “si sólo se pudiera realizar un 20% de esas obras ya sería importante, porque hay muchos imprevistos entre los anuncios y las concreciones. El Plan Federal de Viviendas II fue anunciado hace varios años y aún no se hizo”.

El programa recientemente anunciado también abre expectativas en Córdoba respecto al tipo de obras que se realizarán, pues de ello depende también el impacto en el empleo y en la inversión empresaria.
Desde la perspectiva de Chavarría, la coyuntura actual requiere la construcción de viviendas por el alto impacto en el empleo y en una rápida reactivación.
“Se calcula que se precisan entre 1,5 y 2 empleos directos y otros 5 indirectos por cada vivienda, por eso su eficaz impacto social”, señala Chavarría.
Por su parte, la información que empresarios locales pudieron recabar la semana pasada en Buenos Aires les despertaban pocas expectativas de que el plan incluyera viviendas nuevas. Las versiones indicaban que el Gobierno se inclinaría por programas de mejoramientos de viviendas (como ha implementado Brasil en algunas de sus principales ciudades) y obras de pavimentación urbana, un fuerte pedido de los intendentes del interior.

Volatilidad
El informe de Ieric indica que en la construcción residencial en el país se observa en la actualidad una alta volatilidad, con meses de caída que siguen a meses de fuerte crecimiento.

Artículos destacados