Casi $25 millones costó mantener el empleo en Córdoba en 2009

Durante el año pasado, tanto el Gobierno nacional como el de la Provincia mantuvieron en vigencia planes destinados a evitar el despido masivo de trabajadores de aquellas empresas que sufrieron los coletazos de la crisis financiera internacional y la consecuente crisis económica argentina.

Ahora, con la casi certeza de que “lo peor ya pasó”, es tiempo de evaluar los costos de estas iniciativas.

De esta forma, y según los datos proporcionados a Comercio y Justicia por la Secretaría de Trabajo de la Nación y el Ministerio de Industria, Comercio y Trabajo de la Provincia, mantener el puesto de trabajo de los cordobeses durante el año pasado implicó un costo de casi 25 millones de pesos.

La cifra corresponde a la suma de lo erogado en concepto del Programa de Recuperación Productiva (Repro), que coordina el Ministerio de Trabajo de la Nación y del Programa de Ayudas Económicas a Empresas Industriales, que lanzó el Gobierno de Córdoba en octubre de 2008 y tuvo vigencia hasta el 30 de noviembre pasado. Según los datos oficiales, los subsidios otorgados por el Repro durante 2009 fueron distribuidos entre 2.658 empresas de todo el país, lo que demandó un gasto cercano a los 500 millones de pesos. De ellos, 22.677.200 pesos estuvieron destinados a subsidiar 7.298 trabajadores pertenecientes a 74 empresas cordobesas.

Por su parte, la gestión del gobernador Juan Schiaretti destinó, desde noviembre de 2008 y hasta igual mes del año pasado, 2.242.069 pesos para subsidiar 4.361 trabajadores de 78 empresas radicadas en la provincia.

De este monto, 1.884.170 pesos ya fueron pagados, mientras que los restantes 357.899 pesos se encuentran en “gestión administrativa”.

Tanto en el caso del Repro, como para los subsidios otorgados a nivel provincial, las empresas en crisis debían inscribirse y comprometerse a no despedir personal a cambio del pago de parte de los salarios de sus empleados.

Procedimientos preventivos
A partir de mediados de 2008, cuando comenzaron a sentirse los efectos de la crisis financiera internacional, el Gobierno de Córdoba instrumentó el “Procedimiento Preventivo de Crisis” por medio del cual intentó evitar que las empresas dispusieran suspensiones, reducciones de la jornada laborales o despidos de sus empleados por causas económicas o falta o disminución de trabajo a raíz de la crisis. A partir de la homologación del procedimiento, la empresa en crisis podía solicitar el subsidio de la Provincia que consistía en 20 pesos por cada día de suspensión para cada empleado, con un tope de 400 pesos al mes. Según el Ministerio de Industria, en 2009 se solicitaron 317 procedimientos preventivos, con los cuales se vieron afectados alrededor de 13.390 trabajadores cordobeses, 8.807 pertenecientes a 218 empresas de Capital y 4.588 empleados de 99 firmas del interior de la provincia.
Los gremios más afectados en cuanto a la cantidad de trabajadores afiliados cuyas empresas habían solicitado el Procedimiento de Crisis fueron: la Unión Obrera Metalúrgica (Uomra ); la Asociación de Supervisores Metalmecánicos (Asimra); la Unión de Trabajadores de la Industria del Calzado (Uticra); el Sindicato de Mecánicos y Afines del

Artículos destacados