Caen las importaciones y se fortalece la industria nacional de calzados

El ingreso de productos en ese rubro se redujo 15% en los primeros cinco meses del año. El país se ubicaría entre los diez fabricantes más importantes del mundo.

Tras la crisis desatada a finales de 2008, la industria del calzado fue una de las que mayor protección requirió por parte del Estado nacional para evitar que la producción extranjera, ávida por colocar sus productos en mercados cada vez más cerrados y reducidos, arrasara con la producción local. En ese marco, fuentes de primera línea del Ministerio de Industria confirmaron ayer que durante los primeros cinco meses del año las importaciones en ese rubro se redujeron 15% con respecto a igual período del año pasado, en un contexto de recuperación del intercambio mundial.

El secretario de Industria, Eduardo Bianchi, fue el encargado de informar este dato, al tiempo que destacó que así se hizo evidente “la consolidación del proceso de sustitución de importación por parte de las empresas nacionales, tanto en el calzado deportivo como en el no deportivo”.

El funcionario recordó además que este último tipo de calzado “es producido fundamentalmente por pymes, que comprenden 90% del total de las empresas del sector”.

Según las estimaciones que maneja la cartera de Industria de la Nación, las fábricas argentinas de calzado esperan este año alcanzar una producción récord de más de 100 millones de pares, lo que supone un crecimiento de aproximadamente cinco por ciento con respecto a 2009. De cumplirse este objetivo, Argentina se posicionará entre los diez principales países productores de calzado del mundo.

En el período enero-mayo de 2010, el valor FOB de las importaciones subió seis por ciento con relación al mismo período del año anterior. Ese aumento se explica por el ingreso de productos de alta gama que no se producen en el país y que complementan la producción local.

Brasil es el principal origen del calzado que ingresa en el país, pues es responsable de 48% del total de las importaciones.

En cuanto a las exportaciones, éstas experimentaron un aumento de 10% en los cinco primeros meses de 2010 con respecto al año anterior, y un aumento en dólares de  19% durante el mismo período.

De acuerdo con los datos brindados por la Nación, el sector del calzado está formado actualmente por cerca de 1.000 empresas, de las cuales la mayor parte se encuentra localizada en los tres principales aglomerados industriales del país: el conurbano bonaerense, Rosario y Córdoba.

La industria del calzado empleó aproximadamente a 40.000 trabajadores en 2009 (lo que implicó un aumento de 5,7% en la ocupación con relación a 2008) y a su vez generó 15.000 puestos de trabajo indirectos.

En descenso

El secretario de la Cámara de la Industria del Calzado, Horacio Moschetto, destacó ayer que “las importaciones de calzado totales, lejos de experimentar un crecimiento, vienen decreciendo considerablemente” en los últimos meses.

El dirigente subrayó, en ese contexto, el impacto positivo de las medidas aduaneras dispuestas por el Ejecutivo nacional. Según su análisis, estas disposiciones buscan “reducir la competencia desleal y generan reglas de juego claras para los productores locales”.

Artículos destacados