Bancos: se espera que sean más selectivos para prestar

Estiman que será una de las consecuencias de la medida oficial que pone tope a las tasas de interés que se cobran para los créditos. Al mismo tiempo, prevén la desaparición de líneas más largas y alertan por el incremento en el atraso en los pagos de las cuotas.

El Banco Central de la República Argentina (BCRA) emitió el martes una resolución para regular los préstamos personales y prendarios, que incluye tasas de interés de referencia que no podrán ser superadas.

Según la medida oficial, los intereses aplicados no podrán superar el producto surgido de la tasa de corte de las Lebac a 90 días por un factor multiplicativo, ubicado entre 1,25% y 2%, dependiendo del tipo de préstamo y del banco. De este modo, en el caso de los préstamos personales, la tasa de interés aplicada se reducirá del 48% actual a 37%, en el caso de las entidades más grandes, ya que en las más chicas será de 46%. Para los créditos prendarios, en tanto, el límite del interés en las entidades más grandes será de 32% y para las más chicas, de 36%.

Riesgos colaterales
Un análisis realizado por economistas del Ieral de la Fundación Mediterránea advirtió que las medidas para regular las tasas de interés activas -si bien operan según un factor de multiplicación que podría resguardar parcialmente el spread- acarrean riesgos.

“Por el lado del crédito, que las entidades dejen de atender las demandas de créditos consideradas más riesgosas (financiamiento no bancario, fondeo con fideicomisos, etcétera); por el lado de la política monetaria, que los bancos busquen bajar aún más la remuneración de los plazos fijos, lo que podría desestabilizar el delicado equilibrio entre las tasas de interés y el dólar”, señalaron.

Ante la consulta específica, una fuente bancaria reconoció que es “muy posible que las entidades se pongan más selectivas”. En primera instancia, reconoció que la medida estimulará la demanda de crédito y que, frente a ello, las entidades financieras se pondrán más “selectivas”.

Por otro lado, incorporó al análisis la realidad que atraviesan las familias a partir de la influencia de la situación inflacionaria.

“Sucede que la gente está padeciendo mucho la inflación, y en ese contexto, se empieza a notar el incremento en el atraso de los pagos de las cuotas”, dijo a Comercio y Justicia. “No es que haya más mora sino que se atrasan respecto de las fechas de vencimiento, se paga más tarde. La gente empieza a hacer esto cuando está atravesando un momento de ajuste y retrasa el pago de aquello que puede. No va a dejar de comer, no puede no pagar la luz o el gas porque se lo cortan, pero puede retrasar el pago de la cuota de lo que ya consumió”, ejemplificó.

En ese sentido, el banquero puso de manifiesto el aumento en el índice que mide el retraso en los plazos de pago y advirtió que eso es algo que las entidades “lógicamente” tienen en cuenta a la hora de otorgar créditos.

Por otra parte, alertó sobre la posibilidad de que comiencen a “desaparecer” las líneas de financiamiento más largas. “Es muy probable que aquellos créditos a 60 cuotas vayan desapareciendo y los personales se den a plazos más cortos”, reconoció.

Comportamiento
El informe del Ieral contextualizó la medida anunciada por el BCRA.

“Durante el mes de mayo, los préstamos al sector privado en pesos crecieron apenas 0,2% intermensual, permaneciendo estancados por tercer mes consecutivo”, se refirió.

“Por su parte, los depósitos en pesos captados por los bancos reflejaron por primera vez en el año una significativa desaceleración. En un contexto en el cual las tasas de interés comenzaron a revertir suavemente su trayectoria, estabilizándose en torno a 24% anual para plazos fijos mayoristas”, completó.

Concretamente, las líneas afectadas por las nuevas medidas del BCRA -préstamos personales y prendarios- evidencian una sustancial desaceleración, en línea con el total de préstamos al sector privado en pesos.

Los prendarios, que venían creciendo a tres por ciento interanual promedio durante 2013, experimentaron una desaceleración brusca, paralela al total de créditos y en mayo hasta retrocedieron 0,8%. Por su parte, los personales tuvieron un comportamiento similar, pasando de 2,3% intermensual promedio en 2013 a un piso de 0,3% en abril y mostraron una leve aceleración en mayo de 0,7%.

Sistema bancario
Califican al argentino como “poco transparente”

Argentina es uno de los países latinoamericanos cuyo sistema bancario tiene “menos reglas de transparencia”, junto con Venezuela y Ecuador, mientras que Chile y Perú se encuentran en las antípodas, evaluó ayer un experto estadounidense.

Daniel Murgo, profesor de economía de la Universidad Internacional de Florida (EEUU), cuestiona el sistema financiero argentino al presentar un estudio sobre la fuga de ahorros desde los países de América Latina a los bancos con sede en ese estado norteamericano.

Según Murgo, 40% de los miembros de la Asociación de Banqueros Internacionales de Florida consultados dijo estar “preocupados” por la posibilidad de que la situación geopolítica en algunos países latinoamericanos resulte en mayores regulaciones.

Pero, por otro lado, 86% de esos mismos banqueros señaló la proximidad geográfica y cultural de Florida con América Latina como la “principal causa” por la que muchos latinoamericanos deciden refugiar sus ahorros allí.

Artículos destacados