Bajo poder adquisitivo y menor acceso al crédito golpearán el consumo

Aun cuando la Argentina no reciba de manera directa los impactos de la crisis financiera global, el crecimiento del consumo interno caerá en 2009, según prevé un informe de la consultora Abeceb.com.
Los fundamentos sobre los que se basa la entidad para la proyeccción son dos: la pérdida del poder adquisitivo del salario y las dificultades de acceso al crédito por parte de la gente.
“Se proyecta que la masa salarial aumente en 2008 un 21,4%. Sin embargo, hay dudas sobre el piso salarial para el 2009, debido a la sensibilidad sobre los costos internos. El crecimiento de precios es muy similar al de los salarios, por lo que se proyecta una menor recuperación del poder adquisitivo o una caída”, indicó la consultora.
Haciendo un raconto de corto plazo, Abeceb destacó que “el incremento de la masa salarial generado tanto por el aumento del empleo como de los ingresos, fue uno de los factores determinantes en el crecimiento del consumo”.

“A lo largo de 2006, los salarios aumentaron un 18,9% y el nivel de consumo fue del 7,8%. En tanto, en 2007 los sueldos se incrementaron un 22,7% y el consumo un 9%. Si observamos qué pasó con los precios, en 2006 crecieron un 9,8% y en 2007, un 16,7%. De este modo, en 2006 el poder adquisitivo del salario subió un 8,2% y en 2007 un 5,2%, aun con una mayor inflación” fundamentó la consultora y agregó: “Esta tendencia de menor crecimiento del salario continuará en lo que resta de 2008 y en 2009”.
Respecto del acceso al crédito, Abeceb consideró que “el crédito al consumo está reduciendo sus tasas de crecimiento, aunque se mantiene en niveles aún elevados”.
“Las tasas de interés nominales también están creciendo -informó-. En el último bimestre de este año se encuentran dos puntos por encima de lo observado a inicios de año”, informó.

En ese sentido, la consultora destacó la eliminación de algunos planes de financiamientos en la mayoría de las tarjetas de crédito, o la suspensión de las llamadas cuotas sin interés.
Finalmente, el informe advirtió que, al compás de la pérdida del poder adquisitivo, o del freno en su crecimiento, las personas tienen una mayor proporción de sus ingresos sujetos a crédito.
“Si, a su vez, el acceso al crédito se debilita, las posibilidades de la gente de seguir comprando se resentirán todavía más”, concluyó.

CRISIS FINANCIERA
“Hasta ahora la crisis global no tuvo impacto en la economía nacional y se espera que no lo tenga en lo inmediato. Su consecuencia más importante podría ser la incertidumbre financiera, que haría subir las tasas de interés e impactaría negativamente en la demanda crediticia”, indicó Abeceb.

Artículos destacados