Automotrices: juntas, Brasil y Argentina buscarán incrementar sus exportaciones

Entendimiento. Del debate previo al acuerdo participaron funcionarios de ambos países, además de representantes de los sectores industriales.

El país mantendrá una participación mínima de 11% en el mercado brasileño de autos, mientras que la industria del vecino país participará 44,3% en el mercado argentino, según el acuerdo alcanzado ayer, el cual intentará ganar terceros mercados para los envíos de ambas naciones .

Argentina y Brasil acordaron extender hasta el 30 de junio de 2015 el Acuerdo Automotriz Bilateral y se comprometieron a iniciar negociaciones para alcanzar un nuevo entendimiento, que entrará en vigencia en julio del año próximo y tendrá una extensión de cinco años.

El acuerdo se alcanzó luego de una reunión que mantuvieron en el Palacio de Hacienda los ministros de Economía, Axel Kicillof; de Industria, Débora Giorgi; y de Relaciones Exteriores; Héctor Timerman, con el titular de Industria de Brasil, Mauro Borges.

Con este convenio «se marcaron pautas para la participación de las empresas. La idea es balancear el comercio por acuerdos privados. Dar previsibilidad a la balanza comercial y el flujo de divisas», dijo Kicillof durante una conferencia de prensa conjunta brindada al término del encuentro.

Además, se comprometieron a preservar «un mínimo» de 11% del mercado brasileño para autos argentinos y de 44,3% del mercado local para los productos de Brasil.

Para llegar a esos márgenes mínimos, también se dispuso un término del intercambio (lo que en la jerga técnica se denomina “flex”) de 1,5, que implica que por cada millón de dólares que Argentina exporta a Brasil el vecino país puede vender a la plaza local productos por 1,5 millón de dólares.

Política industrial común
El entendimiento alcanzado también incluye, entre otras propuestas, la modificación de la regla de origen, tendiente a incrementar el contenido regional y de autopartes. Además, contempla la construcción de una política industrial común para autopartes, al amparo del acuerdo, que considere la revisión de la estructura arancelaria y de los diversos mecanismos que perforen los aranceles.

Del mismo modo prevé la relación entre terminales y fabricantes de autopartes, con el objeto de diseñar las bases para una relación sustentable y equilibrada entre terminales, sistemistas y autopartistas y la definición sobre las políticas nacionales de apoyo al sector automotor, entre otras cuestiones de relevancia.

En un comunicado de prensa, el Ministerio de Industria precisó que «el Comité Automotor trabajará, además, en las negociaciones comerciales con terceros países y/o bloques de países y en las directrices para un régimen automotor del Mercosur».

Al mismo tiempo, los sectores privados de ambos países vinculados con la industria automotriz se comprometieron a desarrollar trabajos conjuntos, con la cooperación de los respectivos gobiernos, con vistas a alcanzar, tanto en Argentina como en Brasil, determinadas metas, tales como la participación mutua mínima, en los respectivos mercados de vehículos, que es de 11% de vehículos argentinos en el mercado brasileño y de 44,3% de unidades brasileñas en el mercado argentino, entre otras cuestiones.

Equilibrio y previsibilidad
Con este acuerdo se le dio «horizonte y previsibilidad» a un sector que reúne a 140.000 empleados sólo en Argentina, dijo Giorgi y destacó que -a partir de ahora- se trabajará «en una hoja de ruta para tratar todos los temas» de integración sectorial, que les permitan a ambas naciones ganar terceros mercados.

La ministra reiteró la decisión política de mantener la industria autopartista local, pero también recalcó la necesidad de «avanzar en la calidad» de los productos que se producen en el país.

Por su parte, Mauro Borges destacó «la creación de un Comité Automotriz permanente», que tendrá a su cargo el «seguimiento constante del cumplimiento de las bases acordadas».

El funcionario brasileño destacó que el flex de 1,5 «se encuentra dentro de las proporciones de los niveles históricos del comercio bilateral».

El acuerdo en el sector automotor aparece como central para la búsqueda del equilibrio comercial entre ambas naciones ya que -si bien Argentina tuvo el año pasado un superávit por la venta de autos terminados de US$389 millones- éste no logró compensar el déficit de US$2.767 millones que registró el comercio de autopartes.

Esos casi US$2.400 millones son el eje principal de los SU$3.100 millones que la Argentina tuvo de déficit el año pasado en el intercambio comercial con Brasil.

Nuevo escenario
Para Adefa, el acuerdo “promueve una mejora en la competitividad”

El presidente de la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa), Enrique Alemañy, destacó hoy que «la industria automotriz en el Mercosur alcanzó un alto grado de integración y complementación productiva a lo largo de los años», al resaltar la importancia del acuerdo alcanzado por Argentina y Brasil para el sector.

«El sector destina alrededor de 50 de su producción a abastecer el mercado de Brasil y, por ese motivo, es importante haber alcanzado este acuerdo transitorio por 12 meses que asegura la continuidad del flujo de comercio», destacó el empresario. Además, Alemañy consideró que la medida «establece el compromiso a continuar trabajando en el desarrollo de un nuevo acuerdo de largo plazo que promueva una mayor integración industrial y comercial».

«También el acuerdo promueve la mejora de la competitividad, el crecimiento de la cadena de valor regional de manera sustentable y crea una plataforma de producción regional competitiva para abastecer a terceros mercados», concluyó la entidad en un comunicado.

Córdoba

– Fuentes consultadas del sector prefirieron la cautela a la hora de analizar los alcances del acuerdo, que impacta de modo diferencial en las terminales Fiat y Renault.

– La italiana Fiat destina 80 por ciento de su producción local a la exportación, con lo cual el acuerdo se presenta como positivo.

– En el caso de Renault, la situación es distinta, ya que la incidencia de las exportaciones son menores al haber apostado al mercado interior, claramente deprimido en lo que va del año.

Artículos destacados