Aseguran que la informalidad en el sector textil llega a 75%

Lo dijo el presidente de la Fundación ProTejer en el marco de la convención anual ProTextil 2018. Advirtió, además, de que 50% de los empresarios del sector pierde dinero, que la actividad cayó 8% este año y que hay 13 mil trabajadores menos desde el año 2015

El presidente de la Fundación ProTejer, Yeal Kim, señaló ayer que “el sector textil está atravesando un momento muy difícil” y dijo que “50% de los empresarios pierde dinero y piensa en cerrar sus plantas”.
“El nivel de informalidad es alto en el sector textil, roza 75% y comprende a pequeños emprendimientos y a talleres clandestinos que logran vender a precios muy bajos”, explicó el dirigente en el marco de la convención anual ProTextil 2018, que se llevó a cabo ayer en el Hilton Hotel de la ciudad de Buenos Aires.
El empresario de la textil Amesud destacó que “en los primeros siete meses de este año, el sector registró una caída de su nivel de actividad de 8% respecto al mismo período del año anterior” y recordó que “en 2017, el rubro ya había registrado una caída en su producción de 16,4% respecto de 2015”.

Kim alertó que “los industriales textiles están utilizando sólo 54% de la capacidad instalada total” y dijo que esta situación “llevó a que se perdieran 13 mil puestos de trabajo en el sector entre 2015 y lo que va de este año”, lapso en el que la demanda se redujo 20%”.
“Este panorama hace que apenas el 30% de los empresarios textiles logra sostener el negocio y que sólo el 20% obtenga algún margen positivo con el desarrollo de la actividad”, sostuvo el empresario textil.
Así las cosas, el empresario reclamó que “se instrumenten medidas urgentes para reactivar el consumo interno y defender la industria nacional” y afirmó que de esa forma “se podrán confeccionar productos a precios competitivos para exportar y conseguir un ingreso de dólares genuinos en la economía local”.

Las perspectivas para el sector en el segundo semestre de este año, según Yeal Kim “no son buenas y marcan que habrá una caída de las ventas de 27,2%, una disminución de la actividad de 24,1% y un retraso en los pagos de los clientes de 18,3%”.
El empresario textil recordó que “más de 50% del precio de nuestros productos es explicado por los impuestos” y señaló que “la carga impositiva nos quita competitividad y, sin ella, no hay industria viable”.
“La carga impositiva es el principal factor que explica la no competitividad sistémica de la economía argentina y no pude ser que debamos multiplicar por dos nuestro precio en la puerta de la fábrica para soportar la carga fiscal”, enfatizó Yael Kim.
Finalmente, puntualizó: “Hace dos años la industria local tenía el 50% de un mercado de 500 toneladas, pero por el avance de los productos importados y la caída de la demanda, este año perdimos 20%”.

Sector en crisis

La situación que está atravesando el sector hace que apenas 30% de los empresarios textiles logre sostener el negocio y que sólo 20% obtenga algún margen positivo con el desarrollo de la actividad, según Kim.

Las perspectivas del sector para el segundo semestre marcan que habrá una caída de las ventas de 27,2%, una disminución de la actividad de 24,1% y un retraso en los pagos de los clientes de 18,3%.

Artículos destacados