Arriazu: “La brecha del tipo de cambio expresa el valor de la desconfianza”

El economista aseguró que las medidas anunciadas por el Gobierno para acelerar la recuperación generarán más déficit y no asegurarán el aumento del gasto privado que sí vendrá de la mano de mayor credibilidad en la gestión

El economista Ricardo Arriazu disertó ayer de manera virtual en un encuentro organizado por la Fundación Mediterránea del que participaron más de 300 personas, ante quienes advirtió de que el país sufre una crisis de confianza que neutraliza cualquier decisión económica.

Al hacer referencia al financiamiento de las medidas tomadas por el Gobierno nacional para mitigar los efectos de la pandemia y de la crisis derivada, el titular de la consultora que lleva su nombre detalló: “No tenemos moneda, no hay reservas, falta credibilidad y no hay acceso al crédito, por lo que la única manera es la emisión. Ahora, lo que se está emitiendo es algo que la gente no quiere tener por falta de confianza, y ahí aparece la brecha y afecta a los precios de manera marginal”.

En el encuentro, del que también participó Comercio y Justicia, el economista aseguró que “la confianza es la base de la economía. Con confianza gasto, invierto, tomo riesgo y doy progreso económico. Con desconfianza dejo de gastar, trato de proteger lo que tengo y genero una implosión económica”.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

En este último esquema descripto es en el que -a su entender- cabe la demanda de dólares y la brecha cambiaria. “Esto genera un incentivo para sacarle dólares al Banco Central, y no es por los 200 dólares sino porque los exportadores demoran las ventas, las liquidaciones o subfacturan, o porque los importadores anticipan operaciones, adelantan pagos o sobrefacturan”, indicó y aseguró:  “La brecha del tipo de cambio expresa el valor de la desconfianza”.

Siguiendo con el análisis de la coyuntura económica argentina, Arriazu explicó que el Gobierno busca ahora acelerar la recuperación de la economía. “La economía rebotó cuando se flexibilizó el distanciamiento social” impuesto para morigerar el avance del coronavirus.

“El Gobierno quiere acelerar ese rebote con un aumento del gasto público pero eso implica más déficit, pero eso tampoco lo asegura porque el gasto privado sólo va a aumentar cuando la gente tenga confianza”, indicó al reiterar el concepto central de su exposición. 

Para la recuperación de ésta, aseguró que “la renegociación de la deuda es una condición necesaria, pero no lo es todo. Se acordó tarde y sin especificar un programa, eso fue un error. No se generó confianza. Debe ser complementado con un acuerdo con el FMI, pero eso solo tampoco alcanza», sentenció.

Respecto de ese punto, el especialista señaló que tanto el Gobierno como el FMI quieren llegar a un acuerdo pero que eso no sucederá “hasta que no pasen las elecciones en los Estados Unidos y hasta que el FMI no vea que hay un acuerdo político en Argentina”.

En cuanto a las proyecciones para el año entrante, trazó dos escenarios posibles: el primero sin un ajuste fiscal mayor al de los planes de la pandemia «en donde hay emisión para financiar al fisco, más controles y más brecha cambiaria, se acentúa el déficit de divisas y hay un salto del tipo de cambio oficial y todo esto con una dinámica política incierta”.

El segundo contempla ajuste fiscal que genera confianza, aumenta la demanda en pesos, baja la emisión y las presiones sobre el mercado cambiario, sube la actividad económica, se logra una negociación con el FMI pero sin desembolso y hay un riesgo inicial de salto del tipo de cambio.

“A mi me gustaría que sea el segundo, pero lo más probable es que tengamos el primero. Argentina tiene una oportunidad pero tiene que recuperar la confianza. El problema argentino es político”, sentenció.

Sé el primero en comentar en "Arriazu: “La brecha del tipo de cambio expresa el valor de la desconfianza”"

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Artículos destacados