Argentina consiguió apoyos claves contra fondos buitres

BRASIL. Nogueira Batista pidió “involucramiento”.

Diversos Estados se manifestaron a favor de la posición de que el tribunal supremo norteamericano se aboque a tomar la apelación contra el fallo Griesa.

Cuando restaban sólo horas para que venciera el plazo legal para efectuar presentaciones ante la Corte Suprema de Estados Unidos, Argentina cosechó un fuerte apoyo internacional, ya que Brasil, México, Francia, el premio Nobel Joseph Stiglitz, una ONG como Jubileo y bancos como Gramercy y Puente respaldaron al país en la demanda que afronta por parte de los fondos buitre ante la justicia estadounidense.

Los actores que decidieron involucrarse en el denominado «juicio del siglo», reconfirman la posición argentina de que este caso tendría consecuencias globales y afectaría futuras reestructuraciones de deuda.

Ayer venció el plazo para que los aliados a la posición local en esta lucha contra los fondos buitre realizaran sus presentaciones en EEUU, luego de que Argentina apeló formalmente el fallo del juez Thomas Griesa, el pasado 18 de febrero.

Cuesta recordar en la historia de las reestructuraciones de deuda y de juicios internacionales por default a soberanos de la era contemporánea, un caso similar con tanta preocupación internacional, porque no lo hubo.

Para Argentina están en juego las reservas internacionales y toda la reestructuración de 2005 y 2010 avalada por 93% de quienes suscribieron el acuerdo de un total de US$80.000 millones de deuda nominal en default.

Argentina padece un juicio por un default de bonos emitidos hace 20 años, cuando el Gobierno nacional se endeudaba para cerrar balances anuales, muchas veces gasto corriente, con contratos leoninos en favor de los acreedores internacionales.

Interesados en la causa
Respecto del apoyo internacional, la posición de Francia es conocida, y fue contundente al año pasado, durante su primera presentación para la primera parte del fallo, en calidad de un país experto en reestructuraciones soberanas y coordinador del Club de París. En tanto, México sorprendió en esta vuelta al respaldar a Argentina. «Como integrante del acuerdo regional con Estados Unidos, viene a representar en cierta forma la voz del Tesoro de Estados Unidos», indicaron fuentes allegadas al caso.

Estados Unidos tiene una situación complicada interna, y el gobierno de Barack Obama sostuvo públicamente que no intervendrá con un documento «amigo» de la Argentina. Pero aclaró también que si la Corte Suprema lo solicita, enviará su posición.

Respecto de Brasil, el director ante el FMI, Paulo Nogueira Batista, marcó reiteradamente su posición ante el directorio del fondo contra el poder desmedido de los fondos buitre, y pidió un involucramiento formal del organismo internacional, dada la relevancia del caso en las finanzas mundiales.

El FMI, en tanto, emitió un documento público en el que advierte de los daños al sistema internacional si prospera el fallo de Griesa, y hasta amagó con presentarse por motu proprio a la justicia de Estados Unidos.

Artículos destacados