Apuestan a vender 10 mil motos con créditos Bancor

PRIMER ACTO. Los planes de Bancor no tendrán cupo aunque las motos a comercializar no superarán los $15 mil

Es un escenario “posible”, admitieron en el sector. Incluye 21 modelos fabricados en Córdoba y apunta a revertir la caída en la demanda con el consiguiente riesgo para empresas y puestos de trabajo. Los préstamos serán de hasta 24 cuotas con una tasa de 12% y estarán operativos desde mañana. Línea para autos, el próximo anuncio.

El Banco de Córdoba lanzó una línea de créditos de hasta 24 cuotas para la compra de motocicletas de fabricación local, iniciativa por la que, se estima, se venderán unas 10 mil unidades.

El anuncio, que se concretó en la tarde noche de ayer, apunta a revertir la drástica caída de las ventas de motos, que ya impactó en algunas empresas y amenaza con golpear las fuentes de trabajo en el sector.

La medida fue anunciada ayer en un acto encabezado por el gobernador José Manuel de la Sota; el presidente del Banco de Córdoba, Fabián Maidana, y los ministros de Industria y Comercio, Martín Llaryora, y de Trabajo, Adrián Brito.

“Ha sido un esfuerzo conjunto para revertir la baja en las ventas”, señaló, escueto, De la Sota.
La línea estará operativa desde mañana en las concesionarias de las marcas Appia, Brava, Keller, Kymco, Okinoi, Cerro Motos y Zanella.

Los modelos a financiar son 21 (tres por marca) que no exceden 15 mil pesos. No obstante, podrían ingresar unidades de mayor valor.

Para clientes de Bancor (hay 600 que cobran sus sueldos en el banco), el crédito estará disponible en un plazo máximo de 48 horas. En tanto, quienes no sean clientes de la entidad oficial deberán precalificar y abrir un caja de ahorro en el banco, trámite que podrían demandar unas 72 horas.

Los préstamos tendrán dos modalidades: a 12 meses de plazo, con una tasa nominal anual de 9,9 por ciento, y a 24 meses, con una tasa de 12%.

La operatoria prevé financiar la totalidad de la unidad aunque eso dependerá de los ingresos comprobables del cliente para ser cotejados con la cuota que debería afrontar.

El titular de Bancor ejemplificó que, por cada mil pesos, la cuota es de 92 pesos promedio, para 12 cuotas, y 52 pesos promedio, para 24 cuotas.

Así, una moto de 10 mil pesos, podrá financiarse en hasta 24 cuotas de 500 pesos promedio.

Por lo demás, las concesionarias confían en que los planes reactivarán un mercado que sufrió una fuerte caída en los últimos meses.

Aunque ninguno de los referentes quiso arriesgar una cifra concreta, en el sector coinciden en que 10 mil préstamos sería una cifra posible y que traccionaría la actividad.

De hecho, se trata de más de 10 por ciento de las ventas totales anuales para Córdoba.
En el sector recordaron que, tras la crisis del 2001, con el lento repunte de la economía y con la industria nacional todavía en recuperación, la mayor parte de las motos vendidas era de origen importado. En los últimos años la situación se fue revirtiendo, elevando la producción nacional de 40 por ciento del total en 2009 a 83 por ciento en lo que va del año 2014.

El punto es que la integración de partes locales es apenas de 15 por ciento en promedio, con algunas excepciones. La falta de progreso en esa línea es aún evidente y la venta no derrama en el mercado autopartista local.

Actualmente existen en la provincia siete ensambladoras que representan aproximadamente 20 por ciento de la producción nacional y que generan más de 500 puestos de trabajo directos, facturando un total de más de 500 millones de pesos, se indicó.

Paliativas y de fondo
Tanto los funcionarios provinciales como los representantes de las ensambladoras admitieron que la línea de créditos de Bancor es un paliativo y que la situación de fondo tiene que ver con la marcha de la economía en general.

En ese maco, el ministro Llaryora recordó que el anuncio es producto de dos meses de trabajo entre las partes. En ese marco, ponderó el aporte de la línea de créditos en marcha para reactivar el sector aunque advirtió que las medidas de fondo son macroeconómicas y exceden las posibilidades de los gobiernos locales.

En tanto, José Franco, de IMSA Kymco, confió en que la iniciativa logre reactivar el mercado.
“Es una decisión sensible, necesaria y temprana”, dijo.

Franco aprovechó para fustigar la falta de aprobación de Declaraciones Juradas de importación (DJAI) por parte del Gobierno nacional, situación que, según consideró, impidió que las ensambladoras cordobesas alcanzaran en 2013 los objetivos planteados, con una participación del mercado de 23 por ciento a escala nacional, que finalmente no se alcanzó.

“Hay que dar pelea para que no nos tengan marginados”, advirtió y llamó a “reconquistar a Córdoba como el polo de la moto a nivel nacional”.

IMSA es una de las empresas que solicitaron la apertura del procedimiento preventivo de crisis. “El proceso está en marcha”, admitió Franco a Comercio y Justicia, confiando en que la situación pueda revertirse.

Ahora, los autos
En tanto, en la Provincia confirmaron que el próximo anuncio tendrá que ver con los autos fabricados en Córdoba.

Tal como lo anticipó este medio, la línea incluirá plazos de hasta 48 cuotas y una tasa de 18 por ciento para la compra de autos nuevos fabricados en Córdoba.

El plan contemplará los modelos Palio (Fire y Nuevo) y Siena, de Fiat, y los Clio Mio y Kangoo, de Renault. No ingresará en el programa el modelo Fluence de la marca del rombo.
En tanto, aún no está acordado el ingreso de un vehículo de Volkswagen ni tampoco de Iveco.

En tanto, se continúan los contactos con las fabricas de bicicletas. “Tienen la chance de entrar en las 20 cuotas de Cordobesa”, recordó una fuente oficial.

 

Artículos destacados