Apoyo al acuerdo con los holdouts, condicionado por la coparticipación

Por pedido del massismo y del peronismo dialoguista, el macrismo aceptó introducir modificaciones en cuatro de los 17 artículos del proyecto oficial que habilita el acuerdo con los fondos buitre. La devolución de 15% de la coparticipación a las provincias estuvo en la mesa de las negociaciones.

Con el apoyo del del massismo y del peronismo dialoguista, el oficialismo logró un paso clave para cerrar el acuerdo con los fondos buitre con el dictamen favorable del plenario de comisiones de la Cámara de Diputados al proyecto que deroga la leyes Cerrojo y de Pago Soberano, aunque para eso debió aceptar correcciones a la iniciativa original.

El Bloque Justicialista, del diputado Diego Bossio, y la bancada massista, UNA, adhirieron «con disidencias» al dictamen de mayoría, luego de que el oficialismo aceptó modificaciones al proyecto que envió la semana pasada el Poder Ejecutivo.

De esta manera, el gobierno de Mauricio Macri contará con la cantidad suficiente de votos para que la iniciativa obtenga media sanción en la sesión especial de la Cámara de Diputados prevista para el martes próximo.

Tras cinco horas de debate en el Anexo C de la Cámara baja, el plenario de las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Finanzas dictaminó sobre la iniciativa: al despacho de mayoría -también firmado por el bloque Social Cristiano, de Darío Giustozzi- se le suman los de minoría del Frente para la Victoria-PJ, del bloque Solidario SI (Carlos Heller) y del Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT).

El dictamen de mayoría obtuvo la firma de 43 de los 80 integrantes de ambas comisiones, un día después de que en Tigre se reunieron Sergio Massa, el presidente de la Cámara de Diputados, el macrista Emilio Monzó, y el ministro de Interior, Rogelio Frigerio, para consensuar el proyecto.

Fuentes parlamentarias señalaron que el massismo condicionó el apoyo a la ley a que el Poder Ejecutivo anticipe la devolución de 15% de fondos coparticipables a las provincias, que la Nación les retiene desde 1992 como consecuencia de un pacto fiscal destinado a financiar a la Anses.

El oficialismo pretendía discutir la ley mañana en el recinto, pero la sesión se postergó con el argumento oficial de que debe pasar al menos una semana desde la emisión de dictámenes de comisión. De todas maneras no se descarta que el motivo real sea la reunión que mantendrá Frigerio con los gobernadores en la Casa Rosada, donde se discutirán los términos de la devolución del 15%.

Por su parte, el kirchnerismo emitió su propio dictamen en minoría sobre el proyecto de ley que permitirá avanzar en un acuerdo con los holdouts y reclamó reabrir la discusión con los fondos buitre.

Además, el bloque kirchnerista prometió una movilización para el martes próximo cuando en Diputados trate la derogación de la ley Cerrojo y la de Pago Soberano.

«Lo que hay que hacer es ofrecer una salida que sea equitativa con los anteriores. No nos podemos suicidar en el altar de Singer (Paul, líder del fondo buitre NML)», afirmó Kicillof durante su exposición en el plenario.

En tanto, el avance en el Congreso de la ley que habilitará el acuerdo con los fondos buitre animó la jornada en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, donde las acciones líderes subieron 1,27%, a 13.405,16 puntos.

Impulsadas por la buena performance de los papeles del sector bancario, los papeles del panel líder operaron con tendencia alcista.

Artículos destacados