Aportes patronales vigentes alentarían la informalidad

Según un informe del Instituto para el Desarrollo Social Argentino (Idesa), Argentina tiene un nivel de contribuciones patronales similar al de Estados Unidos, cercanas al 30% del salario. Sin embargo, la principal diferencia estaría en la calidad de ese costo laboral: mientras que aquí todas las contribuciones del empleador “son coercitivas”, en Estados Unidos sólo un tercio es obligatorio y el resto es voluntario. Según el centro de estudios, esta situación favorece la informalidad laboral en la economía nacional.
De acuerdo al trabajo de Idesa, las principales diferencias entre los costos laborales de ambos países son “cualitativas”. En Estados Unidos los beneficios sociales (como el seguro de vida o el ahorro previsional), “son pagados por las empresas en función de que sus empleados valoran los servicios que reciben”. De esta manera, “la mayor parte de las contribuciones patronales operan como un salario diferido, caso contrario, no serían contratados”, indicó Idesa.

Según el informe, en Argentina, en cambio, “la totalidad de las contribuciones patronales son coercitivas y la calidad y nivel de protección que brinda la seguridad social son bajos”. Es por ello que “pagar las cargas sociales no genera ventajas importantes con respecto a operar en la informalidad”, consideró el centro de estudios.
“Esto es una señal de alerta sobre la necesidad de incorporar en la agenda de políticas públicas la revisión del nivel de impuestos sobre los salarios”, concluyó Idesa.

Artículos destacados